RIBEIRA – Detienen a «O Perreras», el joven palmeirense que presuntamente agredió brutalmente a su padre

DSC_0453

El palmeirense Andrés S.F., apodado «O Perreras», de 28 años, fue detenido en la tarde de este domingo por la Guardia Civil de Boiro después de que se presentase voluntariamente en el cuartel de la Benemérita de dicha localidad barbanzana. Cabe recordar que este individuo fue denunciado en dos ocasiones en menos de una semana por otras tantas agresiones a su padre. Este último tuvo que ser atendido por personal facultativo de las graves heridas que le ocasionó: en la primera de las palizas que le dio le causó lesiones en el tórax, un párpado y un pómulo, mientras que con los múltiples golpes que le propinó en la segunda ocasión, cuando aún no se había recuperado de los daños anteriores, lo mandó al Hospital do Barbanza con fracturas en costillas, mandíbula, nariz y pómulo, además de tener buena parte del cuerpo magullado y con moratones, especialmente en el rostro, además de cortes diversos, como el que tiene encima de la ceja izquierda.

Así lo ha podido confirmar la redacción de «loqueyotedigo» después de que una persona próxima a dicho individuo pusiera sobre la pista de la nueva situación de «O Perreras», cuyas supuestas agresiones a su progenitor están creando una gran alarma social, ya no sólo en el entorno más próximo a la víctima, sino también en la sociedad ribeirense y de otras localidades próximas. Pero, lo que más está generando este suceso es una gran preocupación por parte de la gente en relación a que temen por la vida del padre del agresor, ya que de otra paliza lo puede mandar al cementerio, pues señalan que ya estuvo muy cerca de conseguirlo.

La Policía Nacional fue la que dictó una orden de busca y captura de este palmeirense, que llevaba desaparecido una semana -con la excepción de la noche del miércoles al jueves en que acudió a la casa que comparte con el padre para supuestamente agredirle-, y sobre el que se había montado un operativo especial para su localización. Por ese motivo, parece ser que efectivos de la comisaría se desplazaron este domingo hasta el cuartel boirense para que se lo entregasen con la finalidad de ponerlo a disposición judicial tan pronto como estén rematadas las diligencias para entregarlas al juzgado de guardia.

Personas cercanas al presunto agresor y a su víctima indicaron que no creen que la condena que se le debe imponer es la de ingresar en prisión, pues sostienen que el problema que tiene «O Perreras» no se soluciona metiéndolo entre rejas, sino que precisa de atención psicológica o psiquiátrica, «pois o seu mal o ten nin máis nin menos que na cabeza». Añadieron que debe permanecer ingresado el tiempo que sea necesario hasta que se cure, y que no se le pueda dar de alta en pocos días, pues advierten que la vida de su padre está en serio peligro.

Del mismo modo, familiares de la víctima no son capaces a entender como «O Perreras» tiene ese comportamiento con su padre máxime teniendo en cuenta que le ha ayudado toda su vida y que ha pagado todas las multas que le impusieron, sobre todo por conducir sin carné, entre otras. Por el momento, este hombre permanece en casa de su hermano -muy cerca de la suya- hasta que se recupere de las heridas y lesiones.