RIBEIRA – Manuel Ruiz gobernará en minoría al confirmar los partidos minoritarios que no le respaldarán y tampoco plantearán una alternativa de consenso

DSC_8063
Manuel Ruiz Rivas será investido alcalde de Ribeira el próximo 13 de junio alcalde y gobernará con la minoría de concejales (9) que le otorgaron los 5.206 votos que recibió en las elecciones del pasado domingo. Aunque el actual regidor en funciones tiene contactos pendientes con representantes de partidos políticos -este viernes se reunió con dos miembros de IPdeR y el lunes lo hará con los de Ciudadanos-, todo ellos ya tomaron una decisión firme de votar en contra de su investidura. Pese a que los grupos minoritarios promovían un cambio y tenían algunas llaves para ejecutarlo, finalmente no presentarán alternativa común. Así se desvela una de las incógnitas que había en relación a la identidad de la persona que recibirá el bastón de mando en la capital barbanzana, aunque desde un primer momento la opción de Ruiz Rivas gobernando en minoría ya era la más probable.

Desde Ciudadanos de Ribeira, que tenía una de las llaves para la gobernabilidad estable, tanto del PP como de la mencionada alternativa que impulsasen los partidos minoritarios, confirmaron este viernes la postura recogida en las condiciones acordadas por su comisión nacional postelectoral, y “no entraremos en ningún frente y votaremos en contra de cualquier investidura”, dijo Juancho Chouza. Este último, que es el número 2 de Ciudadanos, y el candidato del partido, Asier Casais, mantuvieron a última hora de la mañana de este viernes una toma de contacto en el Liceo Marítimo con los socialistas José Manuel Vilas y Manuel García, junto a un intermediario, en la que estos les plantearon hacer un frente con los cuatro partidos de la oposición para sacar adelante una propuesta de alcalde.

Una representación socialista también mantuvo un encuentro en la cafetería Arcos, en la Praza do Centenario, con miembros de IPdeR, de la que sólo salió la buena disponibilidad de proponer un candidato único por parte de la oposición, que pasaría bien por las opciones de los suyos propios, el citado José Manuel Vilas y Rosa García Pose. Sin embargo, esta última les advirtió que el BNG, como segunda fuerza política más votada, no renunciaría fácilmente a la posibilidad de que su candidato, Xosé Antonio Vázquez Cobas, pudiera ser investido alcalde tan sólo porque Ciudadanos diga que no quiere tratar con nacionalistas  Uno de los representantes socialistas les manifestó que eso se podría solucionar hablando con un histórico del BNG para que el BNG cambie de opinión y apoye a un candidato de consenso. El resto de los interlocutores no le daban ninguna esperanza de conseguir ese objetivo.

Desde el partido de Albert Rivera declararon que prefieren hacer una oposición firme y seria en defensa de los vecinos sin preocuparse de siglas, y que en momentos puntuales apoyarán propuestas del PP, BNG, IPdeR y PSOE que beneficien a los vecinos de Ribeira. Juancho Chouza, que dijo que en las elecciones los votantes se decidieron por unas opciones determinadas y que ellos con sus tres concejales no pueden abarcar más de lo que tienen, anunció que volverán a tener conversaciones con otros partidos pero ya sólo dentro del ámbito de la oposición. Añadió que el PSOE entendió la postura de su partido y que harán labor estrecha de fiscalización al Ejecutivo del PP. Y respondió a las declaraciones del candidato del BNG que, a través de «loqueyotedigo», acusó a Ciudadanos de engañar a sus votantes al no facilitar el cambio que promulgó en la campaña. Como réplica, el número 2 de este partido dijo que ese engaño lo cometerían en el caso de participar en una gobernabilidad que los vecinos verían como entrar en un frente con un partido determinado, pero que su objetivo real es llevar la voz de sus votantes al Concello de Ribeira y que, en su situación, es la mejor forma que tienen de hacerlo. Y piensa que un cuatripartito “podría convertirse en un Reino de Taifas».

Xosé Antonio Vázquez Cobas  reiteró que él dio el paso de liderar una alternativa por responsabilidad política, pero que no volvieron a hablar con él, y que no le gustaría que le llegasen “cunha política de feitos consumados”. De todos modos, precisó que “sabendo que Ciudadanos non fala con nacionalistas e non entran a apoiar unha alternativa que non presida o seu candidato, era algo imposible de levar a cabo”. Además, señaló que para cualquier otra opción deberían contar con ellos, pues de lo contrario no habría nada que hacer.

P18 F1
IPdeR propuso a Rosa García de alcaldable

IPdeR acordó en una reunión de afiliados celebrada a última hora del jueves que su candidata, Rosa García Pose, se postulase como alcaldable dentro del gobierno alternativo que podrían impulsar los cuatro grupos minoritarios.  Según pudo saber «loqueyotedigo», esa fue una propuesta en la que no creía la candidata, pero que se se empecinó en defender uno de sus integrantes -omitimos el nombre para no dejarlo en mal lugar-, pues conociendo las condiciones fijadas tras las elecciones por Ciudadanos en relación a posibles apoyos a alcaldables, era como hacer castillos en el aire, algo que se confirmó con la negativa del partido en el ámbito nacional por Albert Rivera a apoyar investidura alguna. Algunas fuentes de Iniciativa Progresista de Ribeira expresaron su deseo de que la presentación de esta propuesta para ser respaldada con el consenso de los demás grupos municipales minoritarios no les pase factura.