RIBEIRA – El joven detenido por las agresiones a dos senegaleses dice que lo que ocurrió difiere de lo que cuentan los denunciantes

P23 F1

Manuel López Montemuiño, «Egidio», el joven de 24 años sospechoso de un delito de lesiones presuntamente causadas a dos muchachos senegaleses, el jugador del Atlético Ribeira Madiop Ndao y su compañero de piso, Papa Diatta, se presentó en la mañana de este martes de forma voluntaria en la comisaría y los funcionario de la unidad judicial acabaron por detenerlo como uno de los autores de las agresiones registradas en la madrugada del pasado sábado, al golpear con un botellín de cristal en una oreja y con un listón de madera, arrancado previamente de los soportes de la Praza do Concello para tratar de relajarse un poco después de todo lo concurrido.

Este muchacho, que también presenta diversas heridas en el rostro, como se pudo comprobar tanto a su entrada como salida de los juzgados ribeirenses, le manifestó a algunas personas con las que se encontró antes de regresar a los calabozo de la comisaría, que su versión de lo ocurrido difiere bastante de lo que cuentan los chicos oriundos de Senegal. Les aclaró que él salió en defensa de una chica, a la que tiraran al suelo, El muchacho, que regresó a esas celdas tras desestimar el habeas corpus, agregó que los ladrones no habían cogido ninguna tabla de madera, ni tampoco se apoyó sobre las heridas que presentaba Madiop Ndao se las pudo producir de manera accidental contra algo. Ahora deberá ser la juez la que determine el futuro del detenido, ya sea si cree la versión de los senegaleses y a las diligencias policiales, o le da mayor credibilidad al arrestado.