RIBEIRA – Le pintan bigote a un candidato al que le costó muchos años quitárselo

IMG_20150510_125307

IMG_20150510_125359

Los que no se atreven a hacer algunas cosas a plena luz del día esperan a la noche para, aprovechando que las calles están menos ocupadas y es más fácil pasar desapercibido a la vista de multitudes que descansan a esas horas. Es lo que ha sucedido esta madrugada en un tramo de la calle peatonal, entre las plazas de Composrela y la de la iglesias. Varios carteles que hay cokgados de varias farolas con la foto de un candidato a la Alcaldía aparecieron con alguna pintada.

Principalmente, con un rotulador, le repusieron debajo de la nariz un bigote ese político ya tuvo durante muchos años y que le costó tanto quitárselo. Por ello, no parece que le haya hecho mucha gracia al afectado, máxime cuando parece querer buscar alguna comparativa, se entiende que física con un personaje histórico de infausto recuerdo para los judíos, en particular, y para toda la humanidad, en general. Del mismo modo aparece tachada con una cruz la palabra «rumbo» en el lema del partido político, del mismo modo que se trata de cambiar la palabra «vota». En este último caso se pinta una » p» sobre la «v», mientras que la «o» la tratan de cambiar por una «u» pero abren la letra por debajo y no por arriba.

Además, no es la primera vez que aparecen pintadas en muros, edificios, paseos marítimos e incluso en el faro de Corrubedo que iban en contra de él, relacionándolo con algún constructor procesado o contra algunas decisiones de su gestión, entre otras. Hace cuatro años, en la víspera de las elecciones aparecieron pintadas en la fachada de la sede de su partido, aunque también en la de otra agrupación política local. A diferencia de otras ocasiones, en este caso se produce con la campaña electoral recién iniciada
Me cuentan que se podrían estar buscando imágenes de cámara de vigilancia de la vía pública y no se descarta solicitar las grabaciondes de algunos de los negocios para dar con el autor para que caiga sobre el autor o autores todo el peso de la ley. Desde «loqueyotedigo» estaremos atentos a los acontecimientos… Se está tratando de localizar el rotulador con el que se pintó la cara del cabeza de lista. Por otro lado, parece que ya hay algunos sospechosos y se estrecha el cerco sobre los mismos, que de probarse se enfrentarían a penas que podrían llegar a un mandato de cuatro años y a no poder ejercer el derecho de sufragio durante ese mismo periodo. Bueno, esto último es broma y lo hago para quitarle hierro al asunto.