RIBEIRA – Sorprenden al autor de un hurto de un teléfono móvil y una cartera en un local de la movida nocturna y lo retienen hasta la llegada de la Policía Local

Un establecimiento hostelero de la zona de la movida nocturna de Ribeira fue escenario en la madrugada del pasado domingo del robo de un teléfono móvil y una cartera. Los hechos se registraron en torno a las 2.15 horas en el interior de un pub cuando un individuo, que dijo llamarse José Miguel P.F. (como no llevaba documentación alguna encima fue llevado a la comisaría para proceder a su identificación), aprovechó que una pandilla jugaba al futbolín para echarle mano al bolso de una de las chicas, llamada Carolina, que participaba en ese juego. Según parece, a uno de sus acompañantes, de nombre Antonio, le pareció que lo viera en una actitud sospechosa, pero no lo tenía muy claro, pero instantes después se percató de la maniobra al observa perfectamente como ese amigo de lo ajeno volvía a introducir su mano en el mismo bolso, del que al parecer sustrajo un teléfono móvil y una cartera.

Como ese amigo de lo ajeno se dio a la fuga, un compañero de la dueña del bolso salió detrás de él, dándole captura y descubriendo que esa persona llevaba consigo dos teléfonos móviles, uno de los cuales se correspondía con el de la chica, a la que se lo devolvió. Sin embargo, no supo nada de la cartera. El hombre que salió en persecución del caco lo retuvo hasta que llegó una patrulla de la Policía Local de Ribeira, a los que en presencia de algunos testigos reconoció que había robado un teléfono móvil del bolso a la chica y que el otro que tenía también lo había sustraído, pero que eso había ocurrido hace un par de semanas.

Sin embargo, a la muchacha le negó que le robara la cartera, llegando a sacar todo lo que tenía en los bolsillos para demostrar que no la llevaba encima y que incluso le entregó a ella el otro teléfono móvil que, al parecer, también había robado, y sobre el que una vez se le entregó a la Policía Local se iniciaron las gestiones para devolvérselo a su legítimo propietario. Algunas fuentes consultadas por “loqueyotedigo” indicaron que no descarta que el ladrón le hubiera entregado la cartera a otra persona momentos antes de emprender la huida, por lo que no se sabe lo que pasó con ese objeto, ni tampoco con lo que contenía.

Anuncios