RIBEIRA – Detenido un transportista en una operación contra el narcotráfico en la que se incautaron 1.500 kilos de cocaína

IMG_20150503_233731

Un transportista de Ribeira, Francisco José M.A., de 40 años y de Deán Pequeño, fue detenido en el marco de la operación de narcotráfico denominada Pikpan II -desarrollada en varias fases- junto a otras 34 personas y que la Guardia Civil considera que pertenecen a una red u organización criminal dedicada al tráfico de drogas, a la que se le incautaron 1.500 kilos de cocaína que pretendía introducir en España. El arresto de este ribeirense estuvo acompañado de una entrada y registro domiciliario. Del mismo modo, la Benemérita detuvo a otro vecino de la provincia de A Coruña, en concreto, un carnotano, al que también se le realizó una exploración judicial en un inmueble de su propiedad. Además de las dos localidades coruñesas mencionadas, la operación se desarrolló en Madrid, Castilla-La Mancha, Andalucía, Valencia y Canarias y supuso la intervención de los citados 1.500 kilogramos de cocaína. Se practicaron 14 registros domiciliarios, pues a las viviendas de los arrestados de Ribeira y Carnota, se añadieron los realizados en Las Palmas de Gran Canaria, Guadalajara, Madrid, Albacete, Castellón y Valencia. En total se incautaron 23 vehículos, dos armas de fuego y dos simuladas, munición, máquinas para contar billetes y detectoras de billetes falsos, inhibidores de frecuencias, tres balanzas de precisión, dos máquinas plastificadoras, material electrónico e informático, 9 kilos de sustancias para adulterar droga, documentación falsificada y 24.095 euros. Y se intervino documentación que, una vez analizada, demostró la existencia de inmuebles, cuentas bancarias y unbentramado de empresas, todo usado para supuestamente blanquear los beneficios de su actividad ilícita. La operación se inició al tener constancia la Guardia Civil de una organización que podría introducir grandes partidas de cocaína en España y Europa procedentes de Sudamérica. Los agentes detectaron que sus responsables realizaban frecuentes viajes a Sudamérica para negociar con los carteles de esos países la compra de la droga y su posterior envío a territorio español. Y, fruto de sus averigiaciones, se descubrió la existencia de una célula de negociadores o intermediarios relacionada con el mundo del narcotráfico en Sudamérica, España y otros países de la UE. Esa era la encargada de buscar compradores y facilitar a los proveedores sudamericanos indicaciones sobre el puerto español por el que debían entrar los contenedores con cocaína o los días óptimos para su llegada, intentando garantizar el éxito de la operación. Un tercer grupo tenía libre acceso a los recintos portuarios para encargarse de extraer la cocaína de los contenedores al llegar a puerto. Fruto de la vigilancia sobre esas personas, se supo que la organización pretendía introducir diversas partidas de cocaína en España y otros países, por lo que se montaron operativos en Francia, Marruecos, Italia y los puertos de Valencia y Algeciras, donde se intervinieron los 1.500 kilos de cocaína, que pretendían introducir con 5 contenedores en España y dos en el extranjero, y dos vehículos provistos de dobles fondos. Con la información de los componentes de la red y domicilios, a mediados del mes pasado se inició la última fase, que acabó con otros 20 detenidos. El Equipo Contra el Crimen Organizado de la Guardia Civil de Alicante y la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de Teruel llevaron a cabo esta operación antidroga, contando con el apoyo de otras unidades del cuerpo en las provincias de actuación y la colaboración de forma puntual agencias policiales como la DEA de Estados Unidos, la NCA del Reino Unido, la Guardia de Finanza de Italia, la Gendarmería Real Marroquí y la Dirección General de Aduanas Francesa.

Anuncios