RIBEIRA – Fallece de madrugada un hombre al desnucarse tras caer de espaldas en el rellano del edificio donde residía

El ribeirense Andrés Antonio Pérez Iglesias, de 54 años, falleció en la madrugada del domingo como consecuencia de las graves heridas que sufrió al golpearse en la cabeza tras caerse de espaldas en el rellano del edificio en el que residía en la céntrica calle Emilia Pardo Bazán. El fatídico suceso se registró poco antes de la una y media de esa noche cuando el citado hombre regresaba a su vivienda y, al parecer, cuando llegó al rellano del inmueble que habitaba, por razones que están siendo investigadas por parte de efectivos de la Policía Nacional, perdió el equilibrio y cayó de espaldas, pudiendo llegar a desnucarse, siendo presumiblemente esa la causa de su fallecimiento. De todos modos, habrá que esperar a que se conozcan los resultados de la autopsia que se le practicó ayer en el Hospital Provincial de Conxo, hasta donde fue trasladado su cadáver en un vehículo de la empresa Pompas Fúnebres del Noroeste, que participó en el levantamiento del cadáver por parte del médico forense de guardia.

El suceso y la presencia de los cuerpos de seguridad, así como de una ambulancia y de los servicios fúnebres no pasó desapercibida en la ciudad, pues al encontrarse ese edificio en una zona de la movida nocturna de la capital barbanzana, por lo que llamó poderosamente la atención entre las numerosas personas que se encontraban en ese entorno. Los restos mortales de Andrés Antonio Pérez Iglesias permanecerán para ser velados en el tanatorio Los Dolores, de Xarás, -por donde está pasando gran cantidad de personas- hasta las cuatro de esta tarde, cuando partirán en un coche fúnebre con dirección hacia Palmeira, de donde era natural, para la celebración de un funeral en la iglesia de San Pedro, y su posterior entierro en el cementerio de dicha parroquia.

A la misma hora en que se recibió ese aviso también se localizó el cadáver de un hombre, identificado como Francisco Martínez Segade, de 62 años en el lugar de Sirves, en la parroquia ribeirense de Olveira, Fue un vecino que salió de su casa hacia la huerta y vio en el exterior de una vivienda cercana al fallecido, que se encontraba junto un olivo y una escalera. En un primer momento fueron agentes de al Policía Local los que se movilizaron al lugar de los hechos debido a que los efectivos de servicio de la comisaría se encontraban en el servicio citado anteriormente. De todos modo, la Policía Nacional es la que se encarga de instruir las diligencias sobre este suceso. Al parecer, el fallecido llevaba un par de meses residiendo en esa casa, a donde había llegado procedente de la vecino a localidad de A Pobra, donde está previsto que sea enterrado en la jornada de hoy tras ser velados sus restos mortales en el tanatorio Jesús de Nazareno de la localidad pobrense, a donde fueron llevados después de que Pompas Fúnebres del Noroeste llevase el cada´ver hasta el Hospital Provincial de Conxo para practicarle la autopsia.

Anuncios