RIANXO – Un vecino de Taragoña se lleva 2.000 euros de la Lotería de un bar tras distraer a la propietaria

El supuesto autor, que estuvo jugando a la tragaperras, aprovechó que ella limpiaba un váter que él mismo atascó.

Un vecino de Taragoña de 45 años, cuya identidad responde a las iniciales M.E.O.M., fue identificado por la Policía Local rianxeira como supuesto autor de un hurto de unos 2.000 euros procedentes de la recaudación por la venta de Lotería en un establecimiento hostelero situado en el Paseo da Ribeira, lográndose recuperar una parte de lo sustraído, 1.230 euros. Los hechos se produjeron en torno la tarde del jueves cuando ese individuo entró poco antes de las cinco de la tarde en el local y se dispuso a jugar a la máquina tragaperras, para lo cual le pidió varias veces a la propietaria del negocio que le diera cambio de billetes grandes por otros de menor valor para seguir jugando.

A la vez, ese hombre, que es un cliente habitual del bar, iba con bastante frecuencia al servicio y una de las veces se dejó la luz encendida, por lo que la dueña fue a apagarla. En ese momento, según relató la dueña del bar a “loqueyotedigo”, se dio cuenta de que el váter estaba completamente atascado con papel, algo que le recriminó a ese hombre, pues era el único que había entrado a esa dependencia, aunque él le negó su responsabilidad. Mientras la mujer desatascaba el váter, el hombre aprovechó esa ausencia que el mismo había provocado para hacerse con un botín, que era el dinero de la venta de Lotería que guardaba en un bolso y del que le estuviera dando cambio con billetes pequeños, y se marchó del establecimiento. Instantes después, entró un proveedor que se cruzó con el presunto ladrón y le preguntó por lo que estaba haciendo y ella le explicó que estaba limpiando el váter que había atascado un cliente, que era con el que él se encontró al llegar.

Hasta ese momento no se había percatado del robo pero, en torno a las seis y media de la tarde comprobó que le faltaba el dinero del referido bolso, pulsó el botón de alerta de robo, presentándose de inmediato las patrullas de la Guardia Civil y Policía Local. Tras relatarles lo que había pasado y aportar una descripción del sospechoso, se inició una búsqueda, que dio sus frutos a las 19.45 horas. Ese hombre fue localizado por los agentes municipales en otro establecimiento hostelero situado en el entorno de la urbanización A Martela. Los policías procedieron a identificarlo y luego lo dejaron en libertad, pues se trata de un vecino con domicilio conocido, además de que tampoco se le localizó in fraganti ni en los momentos posteriores. Y se está a la espera de que la afectada presente, previsiblemente este lunes, la correspondiente denuncia en el cuartel de la Benemérita, que instruye las diligencias.

Anuncios