RIBEIRA – Operarios de Viaqua buscan posibles fugas en las conducciones de la red de agua potable

Hace un par de semanas algunos vecinos pusiero el grito en el cielo por el derrame de agua en una tubería rota en Palmeira, en un margen de la carretera que comunica con Moldes, a la altura del kilómetro 2, y la empresa concesionaria lo atribuyó al aprovechamiento de esa rotura como un aliviadero para reducir la presión en la conducción del agua que procede del manantial y evitar nuevas roturas y el desbordamiento en el depósito de Ventín. Desde dicha compañía indicaron entonces que si no se dejaba salir en ese punto, lo va a hacer más arriba, pero que tal y como está se permite mantener el suministro. Además, su encargado en la zona precisó que ese agua no la paga nadie, ni supone coste alguno pues todavía no pasó por el proceso de cloración. Una muestra del interés por parte de Viaqua de que no haya fugas en la red de abastecimiento de agua es que siguen realizando trabajos para tratar de localizar fugas en las conducciones de dicha red de agua potable. Con esos controles se trata de evitar que se derrame el líquido elemento que ya pasó por el proceso de cloración en los depósitos de dicho servicio.

Anuncios