RIBEIRA – El concejal nacionalista Xosé Antón Parada dimite tras casi seis años en la corporación municipal

El veterano nacionalista ribeirense Xosé Antón Parada le pidió la palabra al alcalde para hacer pública su dimisión como concejal -sigue siendo militante y miembro del consello local del BNG-, que justificó en “circunstancias persoais e de índole profesional”. Se podría decir que “murió con las botas puestas”, defendiendo los ideales en los que cree desde que se metió en política con 15 años “cando me decatei -dijo- que vivía noutro país que non era España”. Su comunicado lo leyó tras debatir una proposición en relación a la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española “contra a vontade maioritaria do pobo catalán e a situación de involución democrática que está a vivir o Estado español”. Agregó que eligió esa moción para su despedida por ser fiel a sus ideales, y agradeció que durante sus casi 6 años de concejal le tratasen tan bien y con tanta generosidad, “aínda que hoxe me deron ben, pero non pensen que van acabar co nacionalismo e chegará un día en que Galicia sexa independente”. Parada anunció que su relevo será una “rapaza comprometida co noso proxecto e con enorme capacidade de traballo”.

Anuncios