BOIRO – El Ejecutivo local ignora la nueva titularidad de las ruinas de Boiromar para reclamarle medidas de seguridad

Las ruinas de Boiromar en O Chazo ya tienen nuevo dueño desde hace meses, a pesar de que en el registro de la propiedad aún consta a nombre de Trasformados Algarosa S.L,. Pese a ello, en el Concello boirense parecen seguir sin preocuparse de la nueva titularidad, como quedó palpable en el pleno del jueves, para poder reclamarle que adopte medidas correctoras que garanticen la seguridad de los residentes en el entorno. En dicha sesión se aprobó por unanimidad la moción de ICBoiro referente a asegurar la situación de tres inmuebles en ruinas, como la nave de Boiromar, un edificio en la Rúa Principal y el Pazo de Goiáns, Su portavoz, Manuel Velo, insistió que la competencia legal para evitar males mayores es del alcalde, pese a los comentarios que hizo un compañero de equipo de gobierno de que la responsabilidad si ocurre una desgracia en esas instalaciones no es del Concello, sino de la persona que accede a ellas. Por ese comentario se ganó la reprobación de los ediles de la oposición.

Vecinos de O Chazo dicen que el alcalde sólo se acuerda de ellos cuando llegan las elecciones, a lo que otros añadieron que “Dieste non quere ou non sabe como afrontar este problema”. Y advierten que sería muy lamentable que después de tantas advertencias haya que lamentar un trágico suceso como el ocurrido en las ruinas de La Onza de Oro, en A Ribeiriña, con la muerte de un joven que se precipito del tejado de la nave. ICBoiro recordó que los anteriores y los actuales dueños de Boiromar llevan sin abonar 10.000 euros del catastro.

Anuncios