RIBEIRA – Varios coches aparcados en la rampa de varada del puerto se vieron afectados este sábado por el agua del mar al subir la marea

Ha vuelto a ocurrir. La subida de la marea afectó nuevamente este sábado al mediodía, al menos, a un total de cuatro coches que estaban aparcados en la rampa de varada de la zona portuaria de Ribeira. Debido a la celebración del mercadillo semanal en la capital de O Barbanza, el espacio de aparcamiento en el entorno de la fachada marítima de la ciudad se ve notablemente reducido y hay propietario de vehículos que deciden estacionarlos en el referido espacio, olvidándose por completo de que la marea sube y baja. Cuando regresaron a donde los habían dejado, esos dueños se llevaron la desagradable sorpresa de que el agua del mar había alcanzado sus automóviles, inundándolos o causándoles algunos desperfectos, teniendo que ser retirados casi todos por una grúa. Debido a la gran afluencia de gente al recinto en e que se instalan decenas de puestos de venta ambulante, esta incidencia llamó la atención de numerosos curiosos, que no pudieron evitar tomar imágenes de lo que estaba pasando y las subieron inmediatamente a las redes sociales, lo que provocó que se multiplicase la comunicación de lo que estaba pasando. Al lugar, también se movilizó una patrulla de la Policía Local ribeirense, que trató de localizar a los propietarios de los coches para que los retirasen antes de que sufrieran más daños, aunque algunos de ellos posiblemente no puedan volver a utilizarlos o su reparación será costosa.

Anuncios