RIBEIRA – El Concello atribuye lo sucedido en Os Areeiros a un desajuste en la tarjeta de control telemático de la instalación

El Ejecutivo local de Ribeira indicó este lunes que la avería registrada el domingo en el tanque de tormenta y que provocó el vertido de aguas fecales al río do Castro tuvo que ver con un desajuste en la tarjeta informática que lleva el control telemático de la referida instalación, y no está relacionada con la realización de un alivio motivado por intensas lluvias, pues esas no se produjeron en esa joranda. Desde el equipo de gobierno municipal se añadió que los técnicos municipales están al tanto de lo sucedido desde el momento en que se registró esa incidencia y precisó que ya se sustituyó la pieza que falló. Del mismo modo, fuentes del equipo de gobierno que preside Manuel Ruiz precisaron que en el lecho del cauce fluvial aún quedaron restos del vertido contaminante, pero precisaron que desde la empresa constructora de la EDAR de Ribeira y que se encarga de la gestión y explotación de la misma mientras no sea recepcionada la obra por la Xunta de Galicia, se encargarán de proceder a la limpieza del río en la jornada de este martes o, a más tardar, al día siguiente.

Anuncios