RIBEIRA – Acuaes instala un tanque receptor de limpiezas de los colectores de la EDAR para tratar de evitar los hedores

La sociedad estatal Aguas de las Cuencas de España (Acuaes) trabaja en la instalación de un tanque receptor de limpiezas de los colectores de la EDAR de Ribeira para evitar que sean incorporadas directamente a la red de saneamiento municipal, y avanzó en la eliminación de ruidos en la zona de Os Areeiros. Así lo indicó su directora territorial, Isabel Pérez-Espinosa, acompañada del director de Infraestructuras, Juan José Gil, en la comisión de seguimiento de las obras para solucionar los problemas detectados en el funcionamiento de esa infraestructura, y a la que asistieron vecinos afectados por malos olores, ruidos y vertidos, al igual que la primera teniente de alcalde, Herminia Pouso, representantes de la oposición, dos técnicos municipales y el director de Augas de Galicia, Roberto Martínez.

Para solventar las incidencias generadas, Acuaes desarrolló un trabajo de diagnóstico y toma de medidas encaminadas a solventar las incidencias que se han ido presentando, especialmente en los tanques de tormentas y arquetas de la nueva infraestructura. Acuaes indicó que la nueva infraestructura es sometida a ajustes y modificaciones necesarios para su correcto funcionamiento, de forma que se pueda compatibilizar la adecuada gestión de las aguas residuales con la calidad de vida de los vecinos. Añadió que la presencia de vertidos industriales y la alta concentración de sulfatos en aguas fecales, consecuencia de la intrusión de agua de mar, ocasionó que en condiciones sépticas y de ausencia de oxígeno se produzcan los compuestos causantes del mal olor.

Ante esta situación, el Concello, en coordinación con Acuaes y Augas de Galicia, adoptó medidas de desconexión de vertidos industriales y de reducción de los caudales de agua marina incorporados al alcantarillado. Acuaes trabaja en la optimización del funcionamiento hidráulico y de la captación y tratamiento de olores en los elementos del sistema, empezando por la actuación, ya en ejecución, en las arquetas AR0 y AR1.

Pot otro lado, mientras se desarrollaba dicha reunión en la sala de junta de la casa consistorial ribeirense, como viene siendo habitual cada vez que se celebra una comisión de seguimiento de las obra del nuevo sistema de saneamiento de la capital barbanzana, un grupo de personas se concentró delante de los soportales de la Praza do Concello con pancartas en mano para protestar por los hedores, ruidos y vertidos.

Las obras del saneamiento de Ribeira, acometidas ante la inexistencia de una infraestructura de depuración adecuada con puntos de vertido directos al medio receptor sin ningún tratamiento, benefician a una población de 32.500 habitantes equivalentes del núcleo urbano ribeirense, de la población de Aguiño y de los núcleos de A Ameixida, A Revolta y Castiñeras. La actuación incluyó la construcción de una EDAR, un emisario submarino de 1.077 metros de longitud, siete tanques de tormentas y 13,6 kilómetros de conducciones. La depuradora tiene una capacidad para tratar un caudal medio de 91 litros por segundo, es decir más de 7.800 metros cúbicos al día, aunque podrá asumir puntas de 344 litros por segundo, lo que supone un caudal medio de 29.721 metros cúbicos al día.

El emisario se ha ejecutado en dos tramos: el primero, terrestre, con una longitud de 476 metros; y en el segundo, submarino, 601 metros de longitud. La actuación se ha completado con la construcción de siete tanques de tormenta y 13,6 km de conducciones que integran el saneamiento de la franja litoral de Ribeira. Las obras han tenido un coste de 20,2 millones de euros, cofinanciados por el Ministerio, a través de Acuaes y el Fondo Feder de la Unión Europea, y la Xunta de Galicia, mediante Augas de Galicia.

Anuncios