A POBRA – El Ejecutivo local logra sacar adelante todos los créditos extraordinarios presentados al pleno para acometer obra y pagos

El pleno de la corporación pobrense dio luz verde al crédito extraordinario para acometer el proyecto de rehabilitación que impulsa el Ejecutivo local en la planta superior de la escuela unitaria de Vilariño para convertirla en un centro social para los vecinos de la parroquia de O Maño. La inversión para acometer esa actuación, que contempla la división de ese piso en cuatro departamento -uno de usos múltiples, un despacho, una zona para los profesores de la escuela y otro para almacén- asciende a 109.486 euros, para lo que anunció que se recurrirá al endeudamiento con la solicitud de un crédito. Esta actuación contempla la instalación de un ascensor para eliminar los problemas de accesibilidad. También se aprobó destinar los 929.309 euros del remanente de tesorería a amortizar la deuda existente con proveedores y que, según el equipo de gobierno, queda totalmente saldada. El PP se opuso a esta última propuesta por entender que no se trataba de algo para lo que hubiera demanda, y le recriminó al Ejecutivo local que no solicitase la línea de ayudas del IGVS para destinar esa parte del edificio a viviendas sociales, que considera que es algo que se precisa mucho más en la localidad. Y se aprobó la transferencia del parque eólico singular.

Otro acuerdo que adoptó el pleno de la corporación pobrense es el de acudir a una operación de crédito bancario por importe de 33.000 euros, para destinarlo a la sustitución de la cubierta del colegio de Bandaseca y la reparación de la del patio de la escuela infantil Fernández Varela, así como la instalación de caucho en el patio de la escuela unitaria de Santa Cruz. Y también se aprobó la ampliación de crédito con fondos propios, a través de un cambio de partida presupuestaria, para proceder al pintado exterior de los colegios Salustiano Rey Eiras y Pilar Maestú Sierra y la reposición de la marquesina del entorno de la entrada del primero de los colegios citados. El importe de esas intervenciones, que calificó de muy necesarias, es de 45.000 euros.

Otro acuerdo del pleno pobrense fue el de solicitar una ayuda al Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) para llevar a cabo la construcción de una minicentral -red de calor y sala de calderas- de biomasa en la piscina climatizada, que de servicio a ese edificio municipal y al polideportivo municipal de Venecia, en este último caso sin que se pierda mucha capacidad calorífica, por tratarse de una distancia que no es excesiva. Esta instalación, que ya cuenta con una memoria del proyecto, está pensada para que en el futuro se pueda aumentar la potencia para que se conecten otras instalaciones de titularidad pública, como el centro de salud, del que actualmente el Concello asume el coste del gasóleo para la calefacción. Así, desde el Concello se pretende contribuir a lograr un ahorro energético y a reducir las emisiones de dióxido de carbono. Estas últimas son el principal justificante de las ayudas que otorga el IDAE. El coste de dicha obra asciende a 288.000 euros, para lo que solicitará una subvención por importe de casi la mitad de dicha inversión.

 

Anuncios