RIBEIRA – Gardacostas completó un control de tallas y documentación de pescado en vehículos isotérmicos que accedían a la Autovía do Barbanza por A Carballa

Inspectores de la delegación ribeirense del Servizo de Gardacostas de Galicia, llevaron a cabo, en la tarde de este jueves, en colaboración con agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y de la Guardia Civil de Tráfico, un control rutinario, principalmente, de documentación y tallas del pescado. Para ello, se instalaron en la
zona ribeirense de A Carballa, en el vial de acceso a la Autovía do Barbanza, dando el alto a vehículos isotérmicos para realizarles la referida inspección y detectar posibles irregularidades o infracciones. El hecho de que destacase más la presencia de las patrullas pertenecientes a la Benemérita hizo creer a los conductores que se trataba más bien de uno de los muchos controles que llevan a cabo sus agentes en materia de seguridad viaria, pero estos últimos estaban más bien de apoyo al personal de la Xunta de Galicia. Al cierre de esta edición aún no habían trascendido los resultados de estos controles.

Anuncios