RIBEIRA – Una treintena de niños asisten a un taller de árabe impulsado por el programa de voluntariado social

Hanane Ftouh es una mujer de nacionalidad marroquí que lleva 16 años afincada en Ribeira, a donde llegó con su familia, sobre todo por cuestiones laborales. Desde entonces se ha ido integrando en la sociedad de la capital barbanzana e incluso desde hace una década su implicación es máxima con cuestiones de carácter social, sobre todo en ayudar a sus compatriotas a que su adaptación a la zona sea lo más satisfactoria posible. Desde hace unas semanas imparte todos los sábados, de 11.00 a 13.00 horas, un taller de árabe, que se incluye dentro del Programa de Voluntariado Social Municipal.

Esta actividad, que inicialmente se prolongará hasta el 17 de junio, pero para la que no se descarta retomarla el próximo curso, está teniendo una gran demanda, pues una media de 28 niños -llegó a tener hasta 30 en alguna jornada- con edades comprendidas entre los 6 y 10 años asisten a las clases, y los resultados se pueden comprobar. La
gran mayoría de ellos tienen origen en países árabes aunque nacieron en Ribeira, mientras que por ahora sólo hay dos que son oriundos de la localidad barbanzana.

La respuesta está siendo tan positiva que se está pensando en que una colaboradora se sume Hanane Ftouh para poder atender a más chiquillos. Entre lo que están aprendiendo se incluyen aspectos básicos como el abecedario, los nombres de los días y de los meses del año, los colores e incluso llegan a recitar poesías musicadas, algo que está gustando mucho a los chiquillos. Después de varias semanas desarrollándose en las aulas municipales de la Rúa Cristóbal Colón, unas obras de adaptación de estas últimas provocó su traslado al centro cultural Lustres Rivas, donde está previsto que se vuelva a desarrollar dicho taller el próximo sábado, día 3 de junio.

Anuncios