BOIRO – El Concello repara la farola que llevaba días rota y colgada de un cable y que suponía un riesgo para los viandantes

Casi dos semanas después de que apareciera rota una farola del alumbrado público en la Rúa Norberto Pijuán, a la altura del mercado municipal y muy cerca de la casa consistorial, en pleno casco urbano de Boiro, la brigada municipal de Obras ha procedido a su reparación, tras retirarlo días atrás. Varias personas habían denunciado la desidia y el pasotismo por parte del Concello pues no había respondido ni reaccionado ante sus requerimientos de que la situación en la que se encontraba ese elemento del mobiliario público entrañaba un grave riesgo, pues estaba sujeto únicamente por un cable y en cualquier momento podría desprenderse y caer sobre algún transeúnte.

Anuncios