RIBEIRA – Los dos poseedores de perros potencialmente peligrosos incautados el domingo se enfrentan a varias multas desde 100 a 2.404 euros cada una

Los dos jóvenes poseedores de sendos perros potencialmente peligrosos que este domingo al mediodía fueron identificados en el entorno conflictivo de la Praza de Teruel y a los que se les decomisaron esos animales, se enfrentan a varias multas que, según el caso, van de los 100 a 2.404 euros cada una de ellas, por lo que las cantidades totales de las sanciones a las que deberán hacer frente oscilará entre 901 y 7.212 euros. Ello se debe a que la Policía Local ribeirense los denunció por tres infracciones administrativas graves, concretamente por no ninguno de ellos tenía licencia para llevar a esos canes por la vía pública, además de que esos animales carecían de la documentación exigida y también carecían de seguro. Como uno de los requisitos que tienen que cumplir para que se les otorgue la licencia es que su hoja de antecedentes penales esté completamente limpia, por lo que en la mañana de este lunes acudieron a los juzgados para solicitar ese informe.