PORTO DO SON – Desarticulado un grupo de jóvenes que se dedicaba a robar en viviendas, bares y establecimientos comerciales

La Guardia Civil de Porto do Son procedió a la detención de cuatro jóvenes de entre 20 y 25 años, vecinos de Noia, como presuntos autores de catorce delitos. La mayor actividad delictiva la cometieron en dicha localidad, concretamente seis robos en viviendas vacacionales del lugar de Caveiro, dos en Las Gaviotas y un robo con fuerza en un bazar chino, logrando un botín que ascendió a 4500 euros. En la localidad noiesa, que es la de residencia del grupo, se le atribuye a los integrantes tres robos con fuerza en bares y otro en el campo de futbol de San Lázaro. También, en la vecina localidad de Outes, se les atribuye un robo con fuerza en el interior de una bar, donde sustrajeron cuatro guitarras y equipamiento musical valorado en 4.000 euros.

La investigación se inició a principios de marzo pasado, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de los robos e inició las pesquisas encaminadas a la localización de los autores, realizando múltiples seguimientos. Durante la operación se efectuaron dos registros en domicilios de Noia, donde se pudieron intervenir más de 200 objetos entre teléfonos móviles, tabletas, ordenadores, equipamientos de buceo, equipos de música, herramientas de uso doméstico y numerosos enseres, todos ellos procedentes de los delitos mencionados. Los ladrones utilizaban sus propios vehículos para trasladarse hasta los lugares donde tenían la intención de delinquir, no sin antes haberse asegurado de que las viviendas estuvieran vacías y libres de ser descubiertos, por lo que esa tranquilidad les permitía incluso comer o beber mientras actuaban.

Para acceder a las viviendas o locales utilizaban las propias herramientas y pasamontañas sustraídos en el robo en un bricobazar de Porto do Son, las cuales eran ocultadas posteriormente en una zona rocosa del paseo del muelle de la misma localidad y utilizadas solamente con la finalidad delictiva. Según indicaron fuentes de la Benemérita, las detenciones han causado una gran satisfacción en las localidades donde se habían producido los robos, ya que se estaba generando una situación de “incomodidad” entre los vecinos. Destacar la dirección del Juzgado de Instrucción Número 1 de Noia, que autorizó a realizar los registros domiciliarios donde se encontró el material que se vincula a los hechos delictivos. Finalmente, los detenidos quedaron en libertad con cargos.

Anuncios