BOIRO – Un conductor supera cuatro veces la tasa máxima de alcohol tras verse implicado en un accidente en la carretera de subida hacia Espiñeira

La Policía Local de Boiro recibió en torno a las once menos cuarto de la noche del pasado domingo una llamada desde el cuartel principal de la Guardia Civil en la que le comunicaba la presencia en la rotonda de Bermo de dos vehículos implicados en un accidente de circulación que se había registrado previamente en la carretera de Espiñeira, a unos 50 metros de la glorieta de Cimadevila. Además, desde la Benemérita precisaban que uno de los conductores supuestamente se encontraba bajo la influencia de bebidas alcohólicas. El motivo de la presencia de los coches implicados en un lugar diferente al que tuvieron lugar los hechos se debió a que el automovilista de uno de ellos, un Seat Ibiza que circulaba en dirección ascendente continuó con la marcha después de que presuntamente invadiera el carril contrario  y chocase con un Ford Mondeo. El conductor de este último inició la persecución del  anterior hasta que finalmente lo interceptó en la referida rotonda de Bermo. Los agentes municipales acudieron de manera inmediata al lugar e iniciaron las diligencias correspondientes a un accidente de tráfico por colisión con raspado y alcoholemia positiva al detectar que la persona que iba a los mandos del Seat Ibiza, que fue identificado como un vecino de Lousame de 53 años, arrojó una tasa de alcohol en aire espirado de 1,09 miligramos en el etilómetro de aproximación. Esas diligencia serán remitidas al juzgado de guardia de Ribeira.