RIBEIRA – Fuerzan una ventana de una casa en A Graña a plena luz del día y se llevan tres huchas con los ahorros de unas niñas

La oleada de robos en Ribeira no parece tener fin y casi todos los días se registra, al menos, un nuevo suceso de estas características, pese a que algún conocido delincuente está en prisión, todavía andan sueltos otros muchos conocidos por las fuerzas de seguridad. Pese a que los detuvieron por episodios similares, tras pasar unas horas o unas jornadas en los cababozos, volvieron a la calle tras dejarlos los jueces en libertad con cargos y a la espera de los juicios. Uno de los últimos objetivos de los ladrones de los que se tiene conocimiento es una vivienda unifamiliar en el lugar de A Graña, en la parroquia de Carreira. La dueña de la casa se había ausentado temporalmente de la casa, entre las once y las once y media de la mañana y, al regresar, se encontró con dos habitaciones revueltas, producto de la búsqueda que hicieron los cacos para llevarse su botín, que consistió en tres huchas en las que la hijas de los propietarios guardaban sus ahorros y que estaban en encima de unos muebles.

Parece ser que los ladrones accedieron al inmueble por una ventana de la parte posterior de la casa. Aprovecharon que estaba abierta por la parte superior -la habían dejado así para ventilar el domicilio- para introducir una palanca con la que forzarla para permitirles generar el hueco suficiente para colarse dentro. El dueño ya presentó la denuncia en la comisaría ribeirense del Cuerpo Nacional de Policía y hasta el lugar acudieron sus unidades judicial y científica para recabar datos, pruebas y huellas para tratar de determinar la autoría de ese robo. En el vecindario del domicilio asaltado indicaron que hasta ahora no tenían conocimiento de robos, pero este suceso no hizo más que levantar una gran alarma social, como sucede desde hace tiempo en otros sitios de la capital barbanzana, en donde sienten una gran indefensión al ver vulnerados sus propios hogares.

Anuncios