DEPORTES – Iván Parada y Juan Manuel Pérez logran tres y una medallas, respectivamente, con la selección española en el Mundial de Kenpo en Albufeiura

Los ribeirenses Iván Parada Novo y Juan Manuel Pérez Parada, que pertenecen a la disciplina del Club Kenpo Barbanza, lograron tres y una medallas, respectivamente en su primera participación con la selección española en la disputa del Campeonato del Mundo de Kenpo IKF, que se disputó del 26 al 30 de abril en la localidad portuguesa de Albufeira. Mientras el primero de ello obtuvo un primer puesto en armas, un segundo en katas manos vacías y un tercero en combate en semikenpo en menos de 80 kilos, el segundo alcanzó el tercer peldaño del podio en semikenpo en la categoría de menos de 75 kilos. Para ambos, que ya han cosechados importantes logros en torneos internacionales, ha supuesto un auténtico orgullo formar parte del combinado nacional en la primera ocasión que este equipo participó en un mundial. Integraron una selección formada por 25 competidores entre los que había otros dos gallegos, que son componentes del Clun Kenpo Vilagarcía.

Tanto Iván como Juan Manuel, que hasta ahora habían cosechado buenos resultados en representación de su club y con la selección gallega, destacaron el altísimo nivel de todos los participantes en dicho campeonato, pero de una manera especial los deportistas rumanos, de los que ya conocían su potencial, así como también de los integrantes de los combinados holandés y húngaro, que son muy fuertes especialmente en combate. Pese a ello, la selección de España fue la mejor de todas en este campeonato, al lograr 15 medallas de oro, otras 15 de plata y 10 de bronce, convirtiéndose en la mejor tanto en katas, armas, técnica de defensa personal y semikenpo, mientras que Rumanía fue la dominadora en full kenpo y Knock Down.

Los luchadores ribeirenses indicaron que cuando llegaron a la localidad portuguesa para competir con la selección española estaban bastante nerviosos, pero esa situación la superaron muy pronto debido al buen ambiente de trabajo y en la convivencia que se creó, así como los lazos de amistad que entablaron con sus compañeros, en gran parte debido a la puesta en práctica de los principios básicos de este deporte como son la lealtad, la disciplina y la nobleza.  “Chegamos como auténticos descoñecidos e saímos como una gran familia”, describió Juan Manuel Pérez la relación que había en un principio y la que se fue generando con el paso de los días.

Por su parte, Iván Parada calificó de “positivos e inigualables” los vínculos creados en la selección española, así como el apoyo que tuvieron in situ de los maestros nacionales, dándoles consejos y apoyos tanto en las victorias como en las derrotas. Del mismo modo, agradecieron los ánimos que les inculcaron desde su tierra tanto sus familiares, como su entrenador, Miguel Pérez, y los numerosísimos seguidores que tienen a través de las redes sociales. También se refieron ambos a la labor del seleccionador español, Miguel Rivas; del presidente del departamento de kenpo de la Real Federación Española de Kárate y Disciplinas Asociadas, además de los árbitros españoles internacionales, como Alba Cristina Moya, Juan Mari Vidal, Jesús Olivares y Pilar Rodríguez.

Iván Parada derrotó a Juan Manuel Pérez en los octavos de final de la competición de katas manos vacías y el primero de ellos alanzó la final en la que no pudo superar al representante holandés, al que si pudo vencer en armas. Sobre su participación en combate semikenpo, Iván, que declaró que le había gustado la forma de la competición de uno contra uno en katas y armas, manifestó que perdió con el representante rumano por un ajustado 2-1 en la final de consolación. Sin la pretensión de buscar una disculpa a su derrota, manifestó que le faltó soltura al pelear en un ring, que hizo que en algunas ocasiones se sintiera contra las cuerdas -nunca mejor dicho-, cuando está acostumbrado a hacerlo en el tatami en el suelo.

Por su parte, Juan Manuel Pérez se enfrentó en el primer combate de semikenpo al rumano Dragan, que es profesional de este deporte, y le derrotó por un contundente 5-0. “Fue más sencillo de lo esperado, pues previamente no las tenía todas conmigo, y que sabía de su potencial por otros eventos”. En las semifinales le tocó un deportista húngaro, con el que perdió 2-1 y, al igual que su compañero Iván, e mostró contrariado con el hecho de tener que pelear dentro de un ring, que le impide moverse como a él le gusta y hace habitualmente sobre el tatami. Y en full kenpo cayó derrotado por 9.3 en un nuevo enfrentamiento con el mencionado Dragan, que a la postre fue el ganador. Sobre esta modalidad de combate dijo que es algo que no están acostumbrados a trabajar.

Pérez Parada, que reconoció haber vivido una de las mejores experiencias deportivas de su vida, añadió que estaba contento por haber logrado una medalla, pero cree que pudo haber sacado algo más. “Non é que teña mal sabor de boca, pero si que teño a espiña cravada de non quedar primeiro, e vouno intentar nunha vindeira ocasión”, subrayó. De ser nuevamente convocados con el equipo nacional, les llegará una nueva oportunidad de demostrar su gran valía en el Campeonato de Europa e kenpo que se celebrará en octubre en Eslovaquia. Pero, antes tendrán otra cita con el Campeonato Gallego de Combate, que está programado para el próximo 10 de junio y que formarán parte del equipo anfitrión, pues este torneo se disputará en el pabellón polideportivo Alcalde Torres Colomer, de Palmeira.

Por último, tanto Iván Parada como Jun Manuel Pérez serán los protagonistas de una recepción oficial, con la presencia del alcalde, Manuel Ruiz, que tendrá lugar a partir de las una y media de la tarde de este viernes en el salón de plenos  de la casa consistorial ribeirense en reconocimiento a sus éxitos en el referido campeonato del mundo de kenpo.