RIANXO – Una espectacular granizada desluce la Ruta Caballar que, pese a todo, llegó a reunir a 30 ejemplares equinos

La Asociación Cabalar de Rianxo, presidida por Carlos Tubío, celebró su decimosegunda ruta equina, que estuvo marcada por la adversa meteorología de las primeras horas de la jornadas. Resultó determinante en el desarrollo de este evento, que se vio deslucido, la espectacular granizada que cayó al mediodía cuando estaban en la playa de A Torre, punto intermedio del itinerario, donde se sirvió un pincho a base de empanada de maíz con berberechos elaborada por Casa Pachín. En dicho arenal aprovecharon para realizar juegos, algunos de los cuales se realizaron dentro del agua. La organización sorteó dos gallos, que fueron a manos de Manolo Miguéns y Manuel Cordo, y vendió rifas que tienen de premio un cerdo, donado por Granxa Santa Baia e Pastoriza (Lousame), para el boleto cuyo número coincida con las cuatro últimas cifras del ganador del cupón de la ONCE de este domingo. Las cabezadas fueron donadas por Forrajes Salnés.

La jornada festiva organizada por este colectivo que aglutina a 18 socios con cerca de 70 ejemplares equinos -una de ellas, la de Doña Laura, ya cuenta con una veintena de caballos y potros-, reunió a 30 caballos participantes, la mitad que los que acudieron en la pasada edición de septiembre de 2016. Ello se debió a que la previsión de mal tiempo desanimó a mucha gente. Los ejemplares procedían de Pontecesures, Padrón, Ribeira, Boiro y Rianxo. La ruta realizada partió a las diez y media de la mañana desde Campo Maneiro (Taragoña) hacia el arenal de A Torre, y luego regresaron, subiendo al Castro Barbudo, para luego volver al punto de partida, en donde les aguardaba una pulpada y
churrascada bajo una carpa. Y se desarrolló una gincana equina en la que ganó Luis Oubel, quedando en segundo y tercero Mario Barbeito y Oliver Barbeito, que recibieron sus trofeos.