RIBEIRA – Prosigue el malestar vecinal por el deficiente remate de la mejora de seguridad vial en la Rúa Francisco Lorenzo Mariño, en Aguiño

P16 F3.JPG

Parecía que con la aplicación a finales de la semana pasada de aglomerado para tapar las zanjas abiertas en la Rúa Francisco Lorenzo Mariño, de Aguiño, que quedaban pendiente de acometerse del proyecto de mejora de seguridad viaria de esa calzada, se acabarían los problemas. Nada lejos de la realidad, pues además de expresar su malestar por la imagen que ofrece, que algunos residentes consideran como parches, se están produciendo quejas por el hecho de que las rampas de acceso a los garajes no quedan al nivel del pavimento de la vía. Algunos manifestaron que le solicitaron a la empresa que acometió esos trabajos -es diferente a la concesionaria de dicha obra- que les hiciera el favor de ponerlo en condiciones para que los vehículos no tuvieran que golpear contra un bordillo que supera los 10 centímetros de altura. Señalan que en algunos casos concretos se atendió esa demanda, pero que a otros no les hicieron caso, por lo que se sientes discriminados. Añadieron que se vieron obligados a colocar trozos de baldosas para suavizar en lo posible ese obstáculo.