RIBEIRA – Un barco del palangre que regresaba del Gran Sol embiste y destroza la proa de otro más pequeño que largaba el aparejo frente a Corrubedo

dsc_0205

El litoral de Corrubedo, a la altura de la conocida como piedra de Os Cobos, fue escenario en torno a la una de la tarde de este domingo de un accidente marítimo en el que, afortunadamente, no hubo que lamentar víctimas personales de importancia, aunque se registraron cuantiosos daños materiales en la proa de uno de ellos, que quedó destrozada. El suceso se registró, al parecer, cuando el “Nathalie Chantal II”, embarcación perteneciente a la flota del palangre -hace menos de un año fue sometido a importantes reparaciones, que incluyeron alargar su eslora en cuatro metros hasta alcanzar los 24,5 metros-, regresaba de faenar en la zona del Gran Sol y por razones que se desconocen, se produjo una embestida con el pesquero “Delfín” que en el momento en que, según indicaron sus propietarios, se encontraba “largando o aparello”.

La proa del barco más pesqueño, de unos once metros de eslora, quedó destrozada, aunque pudo regresar a puerto por sus medios, pues no sufrió ninguna vía de agua ni otros problemas que se lo impidieran. Según indicaron algunas fuentes, en el momento en el que chocaron esos dos navíos había algo de niebla en la zona que pudo dificultar la visibilidad, pero también se apunta a un posible despiste como lo que motivó el siniestro. En el momento en que el “Delfín” llegó al puerto de Ribeira hacia las tres de la tarde, el patrón se quejaba de dolor en un hombro, mientra que uno de los tripulantes se quejaba de una mano, pero no parecía que en ninguno de esos casos las lesiones revistiesen gravedad.

DSC_0213.JPG

DSC_0218.JPG