POBRA – La mejor amiga de Diana Quer confirma que la joven madrileña desaparecida tenía “un entorno delicado”

p17-f1

Sandra, la mejor amiga de Diana Quer López-Pinel, manifestó este martes que la joven madrileña desaparecida en A Pobra do Caramiñal desde el pasado 22 de agosto tenía “un entorno bastante delicado” y que con 18 años que tienen ambas “era fácil mal influenciarnos y llevarmos por el camino que quieran”. Se trata de una expresión que concuerda mucho con las manifestaciones realizadas hace unos cuatro meses por el padre, Juan Carlos Quer, que llegó a afirmar que había determinado tipo de personas entre las amistades de sus hijas que estaban bordeando la ley y que jamás hubiera podido creer que se relacionasen con ellas. Sandra también especificó que eso ya forma parte del pasado de sus relaciones sentimentales,aunwue hubo un momento de sus vidas  en que se llevaban mucho con ese entorno, “pero ya realmente no formaba casi parte de nuestras vidas”. Además, precisó que esas personas no estaban relacionadas con “delitos muy fuertes”, que podría tratarse de gamberros de nivel alto, pero siempre precisando que “no era un buen círculo” y que era mejor estar lejos de él.

La mejor amiga de Diana Quer la definió en una entrevista concecida a Espejo Público como una persona que tenía bastante confianza, pero que no se subiría al coche de un desconocido, y mucho menos en unas circunstancias como en las que desapareció, pues era de noche y supone que le entraría miedo. También afirmó que su amiga sería incapaz de irse por voluntad propia sin decirle nada a nadie, ya fuera para contarle a sus amigos o familiares que se iba a ir de casa. Es por ello que descarta la huida voluntaria, pues incluso estaba quedando para ver a los amigos de Madrid. Curiosamente, en la última conversación que mantuvieron dos días antes de desaparecer, recordó que le había comentado que regresaría el domingo a la capital de España, aunque finalmente los planes de la familia hicieron retrasar ese regreso a Pozuelo. Coincide con la postura que mantienen tanto la madre, Diana López-Pinel, y su abogado, Pedro de Bernanrdo, de que fue un “secuestro planificado”. Añadió que no se sabe absolutamente nada de lo que le sucedió y que le resulta muy duro pensar que no se sepa donde está. “Es muy duro que no esté aquí ni saber nada de una chica que literalmente ha formado parte de mi en los últimos cuatro años, que para nuestra edad es bastante tiempo, y con la que he compartido muchas cosas”, dijo.

Sandra agregó que Diana Quer no es una chica fiestera y a la que le guste especialmente la noche, sino que hay que insistirle mucho para que salga de casa a tomar algo o a bailar, pues prefería estar con su madre, su hermana y sus mascotas viendo una película. Añadió que no solía volver sola a su casa, pues siempre las acompañaba alguien de noche o iban a recogerlas, o se quedaban en casa de una amiga, por lo que le parece muy raro que la noche del pasado 22 de agosto quisiera volver sola a casa, rechanzado incluso el ofrecimiento de su madre, con la que asegura que tenía total confianza, para que fuera a buscarla. En cuanto al estado de ánimo con el que la notó durante los días previos a su desaparición, Sandra puntualizó que estaba “bastante bien, tranquila”.

Por su parte, el presidente de SOS Desaparecidos, Joaquín Amills, manifestó que respecto a la desaparición de Diana Quer no hay algo que dé credibilidad a un hecho concreto sobre lo que le sucedió a la joven. Aunque afirmó que el tiempo nunca juega a favor en la desapariciones de personas, esa creencia suele ser más habitual en personas de mucha edad o que sufran alguna enfermedad, o también en función de los sitios en que se produzca. En el caso concreto de la adolescente de Pozuelo a la que se le perdió de vista en A Pobra hace más de cinco meses puntualizó que “no hay motivo para ser pesimistas, como para arrojar la toalla. No hay imputados, ni muestras de violencia y no hay porque buscar a una persona fallecida”. Ahondando en el tema, Amills manifestó que cuando todas las hipótesis son válidas, “soy partidario de que las familias tengan fuerzas para pensar en positivo, en sumar y tener esperanza”.