SOS Desaparecidos ha visto duplicada la cifra de casos que ha atendido durante el año pasado, además del de Diana Quer

p16-f1

SOS Desaparecidos hizo público este viernes las estadísticas y gráficos de los casos de desapariciones atendidas durante 2016. Destaca el considerable aumento de casos, que alcanzó los 2.061 -siendo el de Diana Quer el más mediático-, frente a los 1.130 del 2015. El 65% de las 688 alertas de personas desaparecidas activadas fueron localizadas en buen estado -un 7,5% más que un año antes-, el 21% encontrada sin vida (un 5% menos) y el 14% restante siguen en paradero desconocido (un 2% menos). Esta asociación indica que esta mejoría debe significar continuar con el camino emprendido hace 6 años, con la colaboración con los cuerpos de seguridad del Estado, así como con los distintos ministerios y administraciones públicas.

En cuanto a desaparecidos menores de edad fueron localizados en buen estado el 87% frente al 79% del 2015, sin vida fueron encontrado el 3% frente al 6% de un año antes y siguen desaparecidos el 11% (en el 2015 eran el 15%). SOS Desaparecidos califica de alarmante el porcentaje del 31% de personas mayores que fueron localizadas sin vida el año pasado, si bien es cierto que se trata de una tasa inferior a la del 2015 cuando era del 46%. «Ante estas cifras debemos tomar medidas urgentes como son la disposición de geolocalizadores en personas vulnerables proproblemas de salud como alzhéimer y demencia senil. Por oro lado, tmbién se refiere en su balance al alcance de difusión, que ha sufrido un considerable aumento, alcanzando la cifra de 68.638.641, lo que ha significado más de doce millones más que en 2015, algo en lo que ha tenido una notable influencia el caso de la joven madrileña desaparecida en A Pobra en la madrugada del pasado 22 de agosto.