RIBEIRA – Un voluntario de Protección Civil salva a un niño de cuatro años que quedó inconsciente al atragantarse con la bola de un chupa-chup

La única incidencia reseñable en el transcurso de la Cabalgata de Reyes de Ribeira se produjo sobre las siete y veinte de la tarde, cuando Sus Majestades de Oriente se encontraban ya en el edificio del Concello, donde tuvo lugar la recepción oficial y estaban pronunciando el discurso junto con el hermano del Mago Merlín, Roma. Un niño de 4 años, Brais Muñiz Sampedro, acudió a la base de de Protección Civil, ubicada en un lateral de casa consistorial, pues se había atragantado con un chupa-chups y estaba inconsciente, lo que hizo que se vivienran unos instantes de auténtica tensión. Un voluntario de dicha agrupación, Alfonso Paz Cadabal, le practicó durante un minuto la maniobra de Heimlich. Se trató de una comprensión abdominal para desobstruir el conducto respiratorio, que estaba bloqueado por esa bola de caramelo.

La primera tentativa no obtuvo el resultado apetecible, al igual que la segunda y la tercera. De hecho, parecía que el niño se estaba poniendo peor, llegando incluso a vomitar, según relató el responsable del Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM) ribeirense. Pero, el cuarta intento que hacía para particarle ese ejercicio consiguiño que lo expulsase. Para los que duden de que se trataba era de los de kojak de Fiesta con chicle -de los de toda la vida-, y no de los caramelos que se repartían en la Cabalgata. Seguidamente, una ambulancia contratada para atender cualquier emergencia que surgiera durante el desfile de Melchor, Gaspar y Baltasar, y que se encontraba en esa misma zona, lo llevó al centro de salud de Santa Uxía, desde donde los médicos decidieron su traslado al Hospital do Barbanza. Debido a que allí no se contaba con la presencia de un otorrinolaringólogo disponible, lo derivaron por precaución, debido a su corta edad, al Clínico de Santiago, en donde fue atendido por el referido especialista y quedó ingresado. A las dos de la madrugada recibió el alta hospitalaria y regresó a su casa.