RIBEIRA – Condenan a 9 y 10 años de cárcel a dos hombres por intento de homicidio en una operación de venta ficticia de droga cuya investigación partió de un juzgado de la ciudad

El muxián al que dispararon también hirió con bala a uno de los asaltantes y cumplirá pena por un delito de lesiones

zfoto

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de A Coruña condenó a dos hombres por intento de homicidio en grado de tentativa en una operación ficticia de tráfico de drogas, según el fallo hecho público por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). De esta manera se cierra el procedimiento que se abrió con el desarrollo de la operación denominada “Parede”, desarrollada en varias localidades gallegas por parte del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil, y que estuvo dirigida por el Juzgado de Instrucción Número 3 de Ribeira, que posteriomente se inhibió en favor del Juzgado de Instrucción Número 1 de Corcubión, que siguió con la causa. Se había arrestado a un total de 11 personas, de las que seis-el argentino Ricardo Martín Antipas, Plácido Pereira Hermida, Benigno Boente Rodríguez, Marcos Chouza Rivas, Bernardino Ferrio Sánchez y el cambadés M.M.F.- ingresaron en prisión provisional comunicada y sin fianza a mediados de enero de 2015 tras prestar declaración en el referido juzgado ribeirense, que había acordado la entrada y registro en los domicilios de tres de los acusados en Lugo (2) y Ponteareas.

La sentencia condena a tres hombres por integración en grupo criminal, robo y tenencia ilícita de armas y, a dos de ellos, también por un delito de homicidio en grado de tentativa. El agredido, Bernardino Ferrio Sánchez, vecino de Muxía, que fue tiroteado por miembros de la banda a principios de diciembre de 2014, también fue condenado por un delito de lesiones, con la eximente incompleta de legítima defensa, cometido contra uno de los dos hombres que le dispararon, a uno de los cuales también le causaría una herida de bala. En su fallo, la sala, que absuelve a dos de los procesados, considera probado que los acusados simularon una operación de venta de sustancias de estupefacientes con la intención de atracar a la víctima en el momento de la transacción. Así, según recogía el escrito de Fiscalía, en fecha indeterminada, pero en todo caso desde al menos el mes de septiembre del año 2014, los acusados Plácido Pereira Hermida, Marcos Chouza Rivas, Benigno Boente Rodríguez, Ricardo Martín Antipas, M.M.F. y A.V.P., concertaban en Galicia supuestas operaciones de venta de sustancias estupefacientes “con el propósito de obtener de manera indebida cantidades importantes de dinero que tenían en su poder los presuntos compradores”.

En concreto, en los primeros días del mes de diciembre de 2014, el acusado Plácido Pereira Hermida contactó telefónicamente con el también acusado Bernardino Ferrio Sánchez, vecino de Morquintián (Muxía) con quien el primero, con el propósito de obtener un beneficio patrimonial ilícito, convino una ficticia operación de venta de sustancia estupefaciente que se desarrollaría en los días sucesivos.  Tras una primera visita, realizada el 3 de diciembre de 2014 al domicilio del acusado vecino de Muxía, se convendría entre todos los intervinientes los términos de la ficticia operación. Sin embargo, en un posterior encuentro, también en la propia localidad muxiana, se produjo un tiroteo entre algunos de los procesados. Como consecuencia de disparos el muxián Bernardino Ferrio Sánchez sufrió tres perforaciones intestinales, a la vez que resultó con heridas de bala Ricardo Martín Antipas, que acabaría acudiendo al Hospital Lucus Augusti de  Lugo. En el juicio, ante el tribunal, todos ellos han negado formar parte de una organización criminal. “No es verdad” o “es totalmente incierto” fueron algunas de las expresiones que dirigieron los acusados al representante del Ministerio Público cuando se les cuestionaba sobre su participación. Ahora, la Audiencia Provincial de A Coruña fija penas que oscilan entre los ocho años y el año de prisión para Marcos Chouza Rivas, Ricardo Martín Antipas, Benigno Boente Rodríguez y Bernardino Ferrio Sánchez, en este caso por el delito de lesiones. Mientras, absuelve al cambadés M.M.F. y A.V.P. Otro de los acusados por estos hechos, Plácido Pereira Hermida, falleció durante la tramitación de la causa, concretamente el día 5 de mayo de 2016, por lo que por un auto de sala de fecha 23 de mayo de 2016 se declaró extinguida su responsabilidad penal.