O BARBANZA – El Gordo de la Lotería de Navidad pasa de largo por la comarca, que recibe 1,3 millones de euros en pedreas, terminaciones y reintegros

P25 F2.JPG

Una vez más, y ya van muchos años seguidos, la suerte del Gordo del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad fue esquiva con la comarca, pues ninguna de las administraciones de lotería repartió alguno de los premios importantes. Una vez más, los vecinos se tuvieron que conformar con reintegros, pedreas y terminaciones, lo que supone alrededor de un millón de euros en el conjunto de los despachos de los cuatro municipios, una cantidad inferior a la del año pasado, cuando ese importe fue casi del doble. Pese a ello, las mayoría de sus responsables indicaron que sus clientes siguen teniendo ilusión y volvieron a jugar, incluso más que el año pasado. En alguno de ellos, como la Administración de Lotería Número 2 de Ribeira, David Martínez, indicó que el aumento fue del 30%, pues llegaron a vender mucho para afuera y por terminal, y que pudieron repartir 100.000 euros en premios. La excepción fue la Administración de Lotería Número 2 de Boiro, que regenta Otilia Ojea, quien dijo que tras unos años en los que tenían que pedir nuevos envíos al quedarse sin números, esta vez tuvieron que devolver varios. El importe de los premios que dio fue bastante reducido.

En la administración de lotería “Moncha, de Taragoña, que en el año 2003 llegó a repartir el Gordo,  no tuvo especial suerte, más allá de la terminación en 13 del premio gordo, que les reporta 120 euros por décimo jugado, así como la centena del segundo premio, dotada con 100 euros por décimo. En un primer calculo, repartió más de 200.000 euros. En el despacho La Mezquita, de A Pobra, indican que a través de la asociación de empresarios repartieron 300.000 euros en el número 00236. La administración de lotería Bocacho, en Boiro, cifra en 165.000 euros el premio a repartir en el 28546, y un poco más en pedreas. Joaquín Baleiras, de la Administración Número 1 de Ribeira, destacó los 45.000 euros del 95236, que vendió por ventanilla y a través de los locales hosteleros de la Rúa do Sal, pero que en total supera los 200.000 euros. Y en la número 3 ribeirense -“La Fortuna”-, Francisco Martínez, destacó que este año repartirá 280.000 euros en premios, sobre todo en la terminación del 26036. En algunos despachos ya empezaron a pagar los premios antes de las cinco de la tarde y curiosamente muchos de los décimos habían sido comprados fuera de la comarca, pues es costumbre que los barbanzanos compren lotería por los sitios que visitan para no dejar escapar la oportunidad de que pasan por otros sitios y no se lleven la que pueda tocar el Gordo.