A POBRA – La investigación apunta a una presunta obstrucción a la Justicia en el envío del e-mail de Diana Quer

Varios letrados dicen que una denuncia por usurpar la identidad de la joven no tendría demasiado recorrido

p16-f1

El envío de un inquietante correo electrónico a la cuenta oficial de SOS Desaparecidos utilizando el nombre y primer apellido de Diana Quer, que se ha descartado que sea la autora del mismo, está siendo investigado de manera pormenorizada por parte de los investigadores del caso de la desaparición de la joven madrileña en A Pobra en la madrugada del pasado 22 de agosto. Tal es así, que se apunta la posibilidad de que, una vez se pueda desenmascarar al impostor, se le pueda atribuir un delito de obstrucción a la justicia. Ello estaría relacionado con el hecho de enmarañar la investigación, dando pistas falsas o desviando la atención de las pesquisas en curso. Se trata de una de las hipótesis que está cobrando fuerza en los últimos días, aunque se trataría de algo más serio que la acción de un simple bromista, según diversas fuentes.

Esta es una de las sospechas en las que se está trabajando desde la Unidad Central Operativa (UCO) para conocer quién lo mandó y con qué motivo lo hizo. En este sentido, es crucial la obtención del teléfono móvil al que está asociada la cuenta de Gmail desde la que se envió el mensaje y que en un primer momento no existía, pero a la que se le dio oficialidad al día siguiente. Respecto a esto último se están realizando gestiones con Google para que proporcione ese número, y que de no lograrlo de manera voluntaria se trataría de hacer a través de un mandato judicial.

De todos modos, y a tenor de las molestias que se tomó para ocultar la IP con las que envió el correo electrónico, además de hacerlo con una cuenta inexistente que un día después se registró, no se pierde la pista sobre la posibilidad de que el autor del e-mail tenga alguna relación con la desaparición, sobre todo teniendo en cuenta las molestias que se tomó para. Sin embargo, también se apunta que sería una gran torpeza por parte del impostor que realizase ese movimiento en falso si tuviera que ver con el suceso. De ser cierto, provocaría que todas las miradas se dirigieran hacia él pues, por muy pequeño que sea, existe el riesgo de ser descubierto. Y de revelarse su identidad pasaría a convertirse en el sospechoso número 1, en un momento en el que parecía indicarse que no se estaba apuntando hacia nadie concreto, más allá de que haya personas consideradas de interés policial y que se ajustan a un perfil.

DENUNCIA
Desde SOS Desaparecidos indicaron que, como entidad receptora del referido correo electrónico, se va a denunciar como perjudicado, y que de ese modo se podría tener acceso al teléfono vinculado a la cuenta de correo electrónico. Algunos letrados indicaron que no está tipificado el envío de un correo electrónico en el que se utilice el nombre de otra persona, pero que en todo caso sólo lo podría denunciar la afectada. Pedro de Bernardo, abogado de la madre de Diana Quer, precisó que en este tipo de acciones cometidas en internet y redes sociales el uso del nombre de una persona sin imágenes u otros datos no es constitutivo de delito como usurpación del estado civil, y se estaría “delante de un hecho atípico, que no sería perseguible”. De todas maneras, desde la asociación que preside Joaquín Amills manifestaron que, en todo caso, “la razón, la verdad y la justicia hay que lucharla y defenderla”.