RIBEIRA – El BNG expresa su rechazo al apagado del sistema de control de acceso a las calles peatonales propuesto por el Ejecutivo local

p17-f2

Los nacionalistas ribeirenses Xosé Antonio Vázquez y Luis Pérez comparecieron ese jueves para dar a conocer su rechazo al apagado de los sistemas de control de acceso a las calles peatonales. Consideran “intolerable” esa intención por parte del Ejecutivo local al inutilizar una inversión de 81.000 euros sufragados por la Diputación de A Coruña, “só para contentar a unhas poucas persoas”, pero subrayaron que no van a consentir “esta mala praxe na xestión dos fondos públicos”. Según los ediles frentistas, lejos de la realidad, no es inusual ver vehículos estacionados dentro de las calles peatonales, sobre todo entre la Praza de Compostela y el Museo Municipal “ou mesmo ver vehículos que saltan a prohibición de entrar na rúa peonil agás aqueles que accedan a garaxes, polo tanto que o sistema que se está a instalar é necesario e debe poñerse en funcionamento”, inciden desde el BNG de Ribeira.

El Bloque Nacionalista Galego indica que va a instar al Ejecutivo local a que se ponga en marcha tan pronto como esté rematado para aumentar la seguridad de las personas que transitan por esos tramos viarios y se limite el paso de todas las personas que no tengan permiso. En caso de que el equipo de gobierno persista en sus intenciones de mantener apagado dicho sistema de acceso, el BNG anuncia que informará de ello a la Diputación Provincial. Del mismo modo, se dirigen al Ejecutivo que preside Manuel Ruiz para recordarle que “as cousas deben facerse ben e con criterio, con participación dos grupos políticos e sen apaños nin improvisación, polo que de se esta a actitude que vai imperar de cara a plans futuros, o BNG ribeirense verase na obriga de repensar a súa postura”. Vázquez Cobas y Pérez Barral añadieron que su formación política trabajará en la línea de ganar espacio pra las personas en detrimento de los vehículos “porque redundará naa calidade ambiental ao haber menos ruido e menos contaminación, aumentará a calidade de vida ao facer unha cidade máis accesible con hábitos de vida máis saludables e unha cidade viva e dinámica onde as persoas difruten das súas prazas, rúas e comercios”, concluyeron.