RIBEIRA – Un incendio vuelve a afectar a la antigua mejillonera de Aguiño dos días después del anterior fuego

PCHECHU FU.JPG

Menos de 48 horas después de que se registrase un incendio en la antigua mejillonera abandonada en las inmediaciones del puerto de Aguiño, el fuego volvió a movilizar a las 18.10 horas de este domingo, 12 de junio,  a los Bomberos del parque comarcal de Ribeira por dos focos en esa nave. Uno se registró en un antiguo foso de depuración al aire libre, por lo que las llamas las apagó la lluvia, y el otro fue en un departamento que podría tratarse de un baño situado en la primera planta, donde ardieron papeles, cartones y plásticos. Fueron dos jóvenes que pasaban por el lugar y vieron salir una densa humareda por el hueco de una ventana los que llamaron al Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia, desde donde se movilizó a los Bomberos ribeirenses, que centraron buena parte de su intervención de casi una hora en sofocar el fuego del interior de la nave, regresando a su base en torno a las nueve y diez de la noche. Dentre el citado servicio de coordinación también se dio aviso a la Policía Local, cuya patrulla no pudo desplazare pues estaba ocupada en otra intervención relacionada con un perro en la zona de O Vilar y como no había problemas como para tener que cortar el tráfico ya no acudieron.

Cabe recordar que los Bomberos del parque comarcal de Ribeira y efectivos del Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM) de la capital barbanzana participaron a última hora de la tarde del pasado viernes, día 10 de junio, en la extinción de un incendio registrado en la parte posterior de la nave de la antigua depuradora de mejillón aguiñense. Ese fuego se había declarado pasadas las 20.30 horas en una zona en la que ardieron palés, cartones, plásticos y tubos de PVC. En la extinción, que se dio por rematada a las 21.50 horas, se emplearon 3.000 litros de agua, pues se regó de manera abundante para tratar de evitar posibles reproducciones, mientras se removían los escombros para que no quedase ningún rescoldo que pudiera reavivas la más mínima brasa y el incendio.