RIBEIRA – Detenido un delincuente habitual por atentar contra la autoridad y con orden de búsqueda

La Policía Nacional de Ribeira detuvo en la madrugada de este viernes, día 27 de mayo, a un conocido delincuente, cuya identidad responde a las iniciales R.C.L.V., de 32 años y vecino del lugar de Reiriz, en la parroquia de Olveira, al que le atribuyen sendos delitos de resistencia y atentado a la autoridad, misma acusación que le imputaron a la persona que le acompañaba y que también fue arrestado. Tras pasar unas horas en los calabozos, la juez de guardia dejó a ambos en libertad con cargos tras pasar a su disposición para tomarles declaración.

Los hechos por los que se les detuvo ocurrieron pasadas las cuatro de la madrugada cuando un familiar del conocido delincuente alertó a las fuerzas de seguridad por el escándalo que estaba formando a esas horas en la Rúa Xosé Ramón Barreiro, en el barrio ribeirense de Abesadas, llamándole a la puerta de su vivienda. Al igual que ya sucedió con ese mismo individuo hace una semana, R.C.L.V. emprendió la huida cuando se percató de la llegada de los agentes de la comisaría, pero le dieron captura después de una persecución, aunque dos agentes resultaron lesionados.

Los policías nacionales se vieron obligados a reducirlo para colocarle las esposas pues opuso resistencia, al igual que hicieron con su compañero. Una vez les pusieron los grilletes, se los llevaron a la comisaría. Allí constataron que, tal y como ya avanzó hace unos días la redacción de «loqueyotedigo», existía una reclamación contra ese delincuente habitual por robo con fuerza, por lo que también se le imputó ese delito.

Algunos testigos que lo vieron salir del edificio de los juzgados ribeirenses acompañado de una familiar, precisaron que R.C.L.V. estaba «hecho un cromo», pues presentaba magulladuras, golpes y vendajes en varias partes de su cuerpo, lo que hace sospechar que pudo haber sido víctima de otro ajuste de cuentas como parece que ya le sucedió hace unas semanas, en la que también le destrozaron el Renault Clío de su hermana que él mismo conducía.

Responder
Reenviar