BOIRO – Un coche acaba volcado tras introducir una de sus ruedas en una tajea en un vial de Abanqueiro

P16 F2

La carretera que va desde la playa de Mañóns, en Abanqueiro, hacia Boiro, a la altura del lugar de Chancelas, fue escenario de un accidente de tráfico a las ocho menos cuarto de la tarde de ayer. Un vehículo BMW Serie 1 con placas de matrícula 1910-FSW, conducido por la boirense E.T.T., de 25 años, se salió de la vía e introdujo la rueda delanteta derecha en una tajea para acabar volcando. Una persona alertó al 112 Galicia de que podría haber una persona atrapada, por lo que se movilizó a los Bomberos de Boiro para excarcelar, una labor que no fue necesaria, pues la automovilista salió por sus propios medios. Al lugar también se movilizó una ambulancia, que trasladó a la víctima hasta el centro de salud, pues presentaba algunos cortes por la rotura de cristales y algunas magulladuras. Además, al lugar también se desplazaron el servicio municipal de emergencias, la Guardia Civil boirense y una patrulla de Tráfico de Santiago.

Por otro lado, la carretera AC-305, a la altura del núcleo ribeirense de Palmeira, fue escenario de un accidente de tráfico a las tres y media de la tarde de este martes. Un Peugeot 206, que circulaba hacia A Pobra, se salió de la vía al inicio de la Rúa Norte por el margen izquierdo, como consecuencia del reventón de la rueda delantera de ese mismo lado y, a continuación, chocó frontalmente contra el cierre de una propiedad, con lo que el citado automóvil sufrió importantes daños en su parte delantera. Al lugar se movilizó una dotación del Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal (GAEM) de Ribeira, que estuvo regulando la circulación rodada dando paso alternativo por el carril que estaba libre, pus el otro estaba ocupado por el único vehículo implicado.

Posteriormente, fueron movilizados los Bomberos del parque comarcal ribeirense, que le dieron el relevo a los efectivos del GAEM hasta que llegó una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico de Santiago, que fue la que se encarga de instruir las diligencias. Una vez fue retirado el coche siniestrado por Grúas Galicia, los Bomberos limpiaron la calzada, para eliminar cualquier resto que pudiera provoca que otros vehículos se deslizasen o patinasen. Previamente, personal de Conservación de Estradas de la Xunta se encargó de retirar los restos del turismo de la vía y echar dispersante sobre el asfalto.

La conductora, cuya identidad responde a las iniciales N.S.V., de 23 años y vecina de A Pobra, resultó prácticamente ilesa, aunque presentaba posibles lesiones por fricciones en el hombro izquierdo y el brazo derecho. Aunque no fue trasladada en ambulancia a ningún centro sanitario, su intención era la de acudir al centro de salud de su localidad por sus propios medios, para que le realizasen una revisión por precaución.

DSC_0026