RIBEIRA – Una salida de vía con incógnitas

Algunos indicios llevan a pensar que pudo tratarse de un ajuste de cuentas

P17 F1

IMG_20160508_031703

Toda una incógnita. Así se podría definir lo ocurrido en torno a la medianoche del viernes al sábado con una salida de vía de un vehículo en la pista que baja desde Moldes al camping Ría de Arosa 2, en el lugar de Balteiro (Oleiros-Ribeira), en la que el conductor se marchó, así como hicieron los acompañantes que parece que iban en el mismo. Un particular alertó al 112 Galicia sobre la localización de un Renault Clío de color negro en una cuneta y que presentaba cuantiosos daños, algunos de los cuales no aparentaban ser consecuencia del accidente. Para tratar de averiguar lo sucedido en ese siniestro, hasta el lugar se movilizó a la Guardia Civil de Tráfico, que tiene las competencias en la vía, aunque también se pudo ver a patrullas de las policías locales de Ribeira y A Pobra.

Los instructores del siniestro buscaron con una linterna por los alrededores del coche si había alguien, pero no encontraron a nadie. Cuando introdujeron los datos del referido automóvil en la base de datos les salió que estaba a nombre de una mujer domiciliada en Reiriz, en la parroquia de Olveira. Solicitaron la colaboración de los agentes municipales para localizarla, aunque se tenía constancia de que últimamente su usuario habitual era un hermano, un conocido delincuente común que no hace demasiadas semanas tuvo otro accidente en el cruce de O Vilar. Se dirigieron a ese domicilio y al de una familiar en Abesadas y no les respondió nadie en ninguno.

Al regresar al lugar del accidente, los agentes se encontraron un taxi, que llevó hasta allí al hermano de la dueña del coche. Según les relató esta persona, le había llamado su hermano, cuya identidad responde a las iniciales R.C.L.V., de 32  años, indicándole que tuvo un accidente con ese coche en ese punto y daba a entender que otro vehículo lo echó fuera de la calzada. Pero, cuando le solicitaron que les facilitase el número desde el que le llamó les respondió que su hermano no tenía teléfono móvil, algo que no les cuadraba a los
agentes.

La Guardia Civil de Tráfico llamó en torno a la una de la madrugada a Grúas Galicia para que retirase el coche, que presentaba una serie de daños que invitan a pensar que aquello no fue una simple salida de vía. Lo que apuntó el hermano de que alguien lo echó de la calzada toma fuerza con las marcas de pintura de color   rojo que tiene el Renault Clío en la chapa en el lado del conductor. Incluso, la hipótesis de un ajuste de cuentas cobra fuerza pues entre los numerosos destrozos que presenta se detecta que responden a que alguien le propinó golpes con una barra de hierro, como se aprecia en el parabrisas los cristales de las ventanillas y la puerta trasera y varios impactos en otros puntos de la carrocería.

Lo que no está claro es si esos desperfectos fueron causados tras la salida de vía o antes, pues en el lugar no se apreciaron tantos restos de cristales como los que pudo generar esa acción, y que la salida de vía sea una consecuencia de una persecución y que el conductor se dio a la fuga escapando por medio del monte de sus perseguidores, que podrían tratar de tomarse la justicia por su mano ante sus sospechas de que les robó. Se cree que iba alguien con el conductor, pues se encontró documentación de una mujer. Ella podría ser la misma persona que en torno a las siete y media de la mañana se interesó ante las fuerzas de seguridad pues no sabía nada de una persona que se escapó por el monte. Al cierre de la edición de este post no se sabía nada del paradero de R.C.L.V.

IMG_20160507_235746

IMG_20160508_031603