RIBEIRA – Arrestan al supuesto autor de varios hurtos en casas y de dos robos por el método del tirón

La preocupación que se viene suscitando en las últimas fechas en Ribeira como consecuencia de la comisión de robos de bolsos en los que el ladrón recurría al método del tirón, así como hurtos en viviendas, se mantiene. Sin embargo, la Policía Nacional de la capital barbanza ha dado un paso firme contra estos delitos, logrando identificar y detener al supuesto autor de esos hechos y que fue identificado sin lugar a ninguna duda por algunas de sus víctimas. Se trató de un individuo de 40 años, cuya identidad responde a las iniciales J.L.P.L, vecino de Vilagarcía, que fue arrestado cuando huida de uno de sus últimos asaltos. De todas maneras, minutos después de que a las dos de la tarde pasase a disposición de la autoridad judicial, ante la que se acogió a su derecho a no declarar -como ya hizo previamente en comisaría-, quedó en libertad provisional.

Fue una llamada de su última víctima, una mujer de 67años, la que puso a la Policía Nacional sobre la pista del ladrón. Eran las dos menos diez de la tarde de este lunes cuando estaba viendo un informativo en su vivienda de Cubeliños y se sobresaltó al observar a través del espejo del vestíbulo el reflejo de una figura humana en movimiento, que entró en la casa aprovechando que había dejado la puerta abierta para ventilarla. Como momento antes había depositado la cartera, con documentación, una tarjeta de débito y otra de un comercio y 35 euros, encima de la cómoda de su dormitorio, fue hasta allí y se percató de que se la robaron. Al instante, la sexagenaria salió a la calle para tratar de ver al autor de dicha sustracción y pudo observar a una escasa distancia a un individuo “de complexión delgada, cara enjuta, cazadora clara con la imagen de una figura en la pechera, pelo largo y desaliñado y de unos 35 años”. En ese momento, ella empezó a proferir el grito de “al ladrón, al ladrón”, y ese hombre inició la huida por calles del barrio y adyacentes.

La víctima de este hurto acudió a denunciar después de haber alertado por teléfono de lo ocurrido. En ese intervalo de tiempo, la Policía Nacional localizó y arrestó al presunto ladrón en las inmediaciones de un supermercado en Abesadas, y la denunciante logró identificarlo cuando lo vio en la comisaría. Lo mismo le sucedió a un vecino de la Rúa Romero Ortiz cuando los funcionarios acudieron a su domicilio a enseñarle una fotografía del detenido para saber si lo identificaba como el autor del robo denunciado el pasado miércoles, algo que confirmó.

En esa ocasión, el denunciante indicó que entró por una puerta posterior a la que no le habían pasado la llave y que da a la cocina, y que se hizo con dos joyeros que contenían alhajas de oro valoradas en 2.000 euros, así como unos 30 euros en efectivo. Su hija escuchó unos ruidos en la planta superior y al ir a mirar se encontró con el ladrón, que inició la huida con su botín. El denunciante, que estaba en la casa de al lado que es de su hija, lo vio escapar y lo persiguió por las calles Monumento y Cervantes y que lo localizó nuevamente en la Praza do Concello, donde le perdió la pista. De todos modos, dijo que sería capaz de reconocerlo si volvía a verlo, como así fue.

EL CACO PIDIÓ LIMOSNA EN CASAS COLINDANTES
Curiosamente, antes de que presuntamente cometiera los hurtos en las viviendas ubicadas en Cubeliños y la Rúa Romero Ortíz, el ladrón llamó a las viviendas colindantes para pedir limosna, que le denegaron. En una de ellas se encontraba el riveirense de 83 años, que fue a visitar a su hija y le abrió la puerta, y que luego lo persiguió después de que se llevase un botín de joyas de oro de su casa.