BOIRO – La congregación de la guardería “Sagrada Familia” estudia la situación de la guardería y adoptará medidas

DSC_0663

Dos hermanas de la congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, se desplazaron el miércoles de León a Boiro para conocer de cerca la situación por la que atraviesa el colegio-guardería “Sagrada Familia”, del que son propietarias. Entre ellas estaba la visitadora provincial, Margarita García, que es la máxima responsable de la orden en el noroeste peninsular. De regreso a tierras leonesas manifestó que estudiarán lo sucedido con el funcionamiento del centro y las supuestas irregularidades denunciadas por un grupo de padres, que refrendó personal del mismo, y que generaron la visita de inspectores de distintas áreas de la Xunta, y de las que se dio traslado a la Fiscalía de Ribeira. Aunque no quiso dar a conocer detalles, si anunció que como consecuencia del resultado de ese análisis se adoptarán medidas desde el Consejo Provincial.

Margarita García dijo que, tras diversas conversaciones, se llevan información y documentación sobre lo sucedido y señaló que se podría haber llevado alguna más de haberse podido llevar a cabo en la tarde del miércoles las reuniones por grupos que habían concertado con los padres. “Estamos en el tema, que alcanzó tal gravedad que merece un estudio con detenimiento para ver que se hace. Sentimos una honda preocupación y dolor por esta situación”, dijo la visitadora provincial, antes de manifestar que creía que este tipo de incidencias, que no son deseables, no hacen más que manchar el nombre de la congregación. Esperan regresar en torno a Semana Santa con una solución.