Rianxo en Común dice que justificar la continuidad de ENCE por el empleo es como hacerlo de ETA por los escoltas

La portavoz local del PP exige que pida disculpas y que presente su dimisión

IMG_20160227_010259

 

Un comentario desafortunado en el pleno de la corporación local rianxeira del portavoz de Rianxo en Común, Antón Castro, en la defensa de su moción en contra de conceder una prórroga a la papelera ENCE para que continúe en la ría de Pontevedra, desató la polémica. El edil de esta marea política indicó que no se podía justificar el mantenimiento de puestos de trabajo que sostenía el PP a cualquier precio, pues era como si se afirmaba que es una pena que desaparezca ETA porque se pierden muchos empleos de guardaespaldas. Pese a ello, el pleno siguió, pero la  portavoz popular, Vanessa Martínez, al poco rato hizo circular el comentario por las redes sociales, sacándolo de contexto. A raíz de ello, se empezaron a  verter comentarios al respecto, generándose una inusitada repercusión. Tal es así que el propio Antón Castro se reunió al final de la sesión con los concejales del PP, que le solicitaron la grabación del pleno al secretario municipal, pero este último les indicó que él no lo hacía y que el acta de cada sesión recoge los asuntos relevantes. De hecho, el comentario de Castro no aparece recogido en las intervenciones. El portavoz de Rianxo en Común indicó que era mejor que no constase, a lo que se sumaron desde el PP.

Sin embargo, pasadas las horas, la concejal del partido de la gaviota exigió la dimisión de portavoz de Rianxo en Común tras asegurar que él había manifestado: “el fin de ETA fue una pena porque se perdieron muchos puestos de trabajo como guardaespaldas”. A diferencia de lo ocurrido en un primer momento, explicó que esa frase se produjo en la moción en protesta por la continuidad de ENCE en la ría de Pontevedra. En ese sentido, la edil popular calificó esas palabras de una “barbaridad” y que se trataba de una comparativa “muy desafortunada” para una persona que ostenta un cargo público con Antón Castro. Martínez Durán declaró que no se trata de entrar o no en una discusión “demagógica” sobre el sentido de la frase, y sí de no olvidar el daño que provocó la lacra del terrorismo en la sociedad española. La portavoz del PP rompió una lanza en favor de la defensa de las víctimas de ETA, a los que defendió diciendo que se les “debe un respeto máximo, pero mucho más las personas que representamos a los ciudadanos. Es algo que no podemos olvidar y con este tipo de comparativas corremos el riesgo de hacerlo”. E insistió en que si a Castro “le queda algo de dignidad y de responsabilidad debería disculparse públicamente e irse”.

Antón Castro manifestó que no tenía la menor duda de que la expresión que pronunció no tiene las intenciones que pretende transmitir Martínez. Añadió que ya no era lo que él opine, sino que cualquier duda la debe resolver el secretario, que ni tan siquiera lo reflejó en el acta. El edil popular Norberto Uzal salió en su defensa indicando que, aunque su comentario no fue afortunado, al pedir que no constase en el acta plenaria demuestra que está arrepentido y que pide disculpas. Añadió que vio al portavoz de Rianxo en Común preocupado y que no estaba contento con su intervención, pero que “tampoco tenía la voluntad de justificar o banalizar la violencia de ETA. No merece un linchamiento, por haber querido comparar dos cosas que considera malas”, precisó Uzal. Por su parte, Adolfo Muiños, alcalde de Rianxo, manifestó que las palabras de Antón Castro fueron desafortunadas, pero que también se descontextualizaron. Añadió que fue la única nota discordante de una sesión plenaria en la que la mayoría de los asuntos del orden del día, incluidas mociones, se aprobaron por unanimidad.