RIBEIRA – La depuradora se probará en marzo, lo que augura su inminente funcionamiento

P17 F1

La visita realizada este martes al mediodía a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), en el lugar de Couso, en la parroquia ribeirense de Aguiño, por parte de la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato;  la directora general de la sociedad estatal Acuaes (Aguas de las Cuencas de España), Aránzazu Vallejo; el subdelegado del Gobierno en A Coruña, Jorge Atán, y el alcalde, Manuel Ruiz, permitió comprobar que la construcción de esta infraestructura, un emisario de 1.077 metros, 7 tanques de tormentas  y 13,6 kilómetros de colectores, en los que se invirtieron 20,2 millones de euros, ya está rematada. De hecho, Mato anunció que las previsiones apuntan a que el periodo de prueba se realice en marzo. Ruiz anunció que para estas últimas tiene previsto convocar a varios colectivos, sobre todo relacionados con el sector del mar, para comprobar su funcionamiento.

Desde el Ministerio de Medio Ambiente indicaron que las obras beneficiarán a una población equivalente de 32.500 habitantes -la Xunta la eleva a 36.000- del núcleo urbano de Ribeira, la parroquia de Aguiño y los lugares de A Ameixida, A Revolta y Castiñeiras. La EDAR ribeirense tiene capacidad para tratar un caudal medio de 91 litros por segundo, pero puede asumir puntas de 344 litros. La nueva instalación cuenta con dos líneas de agua que incluyen los procesos de pretratamiento, tratamiento biológico, decantación secundaria y tratamiento terciario, e incorpora una línea de fangos.