RIBEIRA – Nuevo párroco para Aguiño y Oleiros y capellán del hospital comarcal

IMG_20160105_111455

Carlos Julio Cárdenas, natural de Colombia pero que lleva 10 años residiendo en España, tomó posesión este domingo como nuevo párroco de Aguiño y de Oleiros, así como capellán del Hospital do Barbanza, en sustitución de David Mohedano, que desempeñó esas mismas funciones durante cuatro años. Este sacerdote, que se licenció en Teología por la Universidad de Salamanca, entre otros estudios, en materia financiera, llega a estas parroquias ribeirenses tras llevar ocho parroquias, entre las que sobresale la de Oza dos Ríos, de donde se desplazaron hasta la capital barbanzana medio centenar de fieles que acompañaron al que fue su párroco hasta hace poco, y que anteriormente había estado en Mesón do Vento.

El párroco de Carreira, Ricardo Villaverde, fue el encargado de dirigir las ceremonias en nombre del Arzobispo de la Diócesis de Santiago de Compostela, Julián Barrio. Le entregó simbólicamente las llaves de las iglesias y de un Evangelio, como portavoz y mensajero del mismo en esas parroquias, y el nuevo cura tomó posesión del sacramento de la Misericordia. Seguidamente, Villaverde glosó la trayectoria del nuevo sacerdote ribeirense. El templo parroquial de San Martiño de Oleiros se quedó pequeño para acoger a todos los que quisieron seguir la ceremonia que se inició a las once de la mañana, por lo que tuvieron que seguirla desde el exterior.

A las doce y media se inició el acto de toma de posesión en la iglesia de la Virxe do Carme de Aguiño, que estaba llena de files que quisieron respaldar con su presencia la llegada del nuevo párroco. Además de los ya citados, entre los que se encontraba el predecesor de Carlos Julio Cárdenas, David Mohedano, el acto estuvo presidido por el teólogo aguiñense Andrés Torres Queiruga y el vicario episcopal territorial, José Antonio Seoane. El coro parroquial cantó en la homilía diversas piezas, entre las que no faltó la Salve Marinera. A su conclusión se sirvieron unos pinchos en el local parroquial contiguo.