RIBEIRA – El humo de una quema autorizada provocó las alertas en el hospital comarcal

Todas las alertas se dispararon a las 13.22 horas de ayer debido a una quema autorizada que se realizaba en el entorno del Hospital do Barbanza, ya que el humo se acercaba peligrosamente a dicho edificio, aunque sus responsables indicaron que se trató de una falsa alarma y que al complejo hospitalario de Oleiros no le afectó lo más mínimo y que pudieron prestar en todo momento sus servicios asistenciales sin ninguna incidencia.

Desde la agrupación de Protección Civil de A Pobra indicaron que recibieron un aviso de la dirección del hospital indicando que cerca de un bar próximo había un incendio o quema de rastrojos y que el humo, avivado por el viento, estaba entrando en la zona del quirófano -algo extraño pues se trata de dependencia que debe estar completamente aislada-, pero que de continuar tendrían que suspender la actividad en los mismos.

Hacia ese lugar salieron cinco voluntarios, a la vez que avisaron al 112 Galicia, desde donde se movilizó a una brigada y un agente forestales, que apagaron la quema, pese a contar con todos los permisos. También acudieron efectivos de la Policía Local y del GAEM de Ribeira, que ya no llegaron a intervenir al no existir ningún problema, ni tampoco se había registrado un incendio en el hospital, como incluso se llegó a difundir.