A POBRA – La Operación Pokemon irrumpe en la comarca

Agentes de Aduanas reclamaron al Concello documentación de los contratos de Aquagest desde 2006, además de información sobre la piscina, la compra de instrumentos de música y contratos con una consultora que redactó proyectos del Plan E. Algunos sectores indicaron que esta investigación podría llegar con bastante retraso.

pokémon en A Pobra /

La juez instructora de la Operación Pokemon, Pilar de Lara, ha extendido las ramificaciones de sus investigaciones a la comarca barbanzana y el primer Concello afectado es A Pobra. Atendiendo a un oficio de la magistrada lucense, dos agentes del Servicio del Servicio de Vigilancia Aduaneras se personaron a las ocho y media de la mañana de este martes en la casa consistorial pobrense no con la finalidad de practicar registro alguno, sino únicamente para solicitar, entre otras cosas, documentación sobre procesos de contratación a partir del año 2006 con la empresa Aquagest. La información y expedientes solicitados se sitúan en el marco de una investigación por presuntos sobornos e irregularidades en contratos municipales en varios ayuntamientos gallegos.

Desde su llegada a las dependencias municipales, los agentes de Aduanas solicitaron la colaboración de los trabajadores municipales, de los departamentos de Secretaría, Tesorería, Intervención -el interventor estaba de vacaciones pero acudió a echar una mano de forma voluntaria- y Archivo, para llevarse copia de la documentación requerida, que afectaba a la vinculación con la mencionada empresa concesionaria -ahora denominada Viaqua- del servicio de agua y saneamiento, así como de la piscina cubierta municipal. Además, solicitaron información en relación a la adquisición -en la que pudo haber intervenido Aquagest- de los instrumentos de música para la escuela y banda de música de la localidad, que no es municipal pero con la que, según indicó el actual alcalde, Xosé Lois Piñeiro, existe algún convenio de colaboración entre el Concello y la asociación cultural que las gestiona, y que incluye un local cedido para su uso. El primer edil también confirmó que la información solicitada por Aduanas no se limita a los contratos con Aquagest, sino que incluso afecta a la empresa Teprin Ibérica S.L., una consultora relacionada con el ciclo del agua y la gestión de piscinas y que estuvo vinculada al Concello de A Pobra en la redacción de proyectos del Plan E durante el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

DSC_0121

El alcalde manifestó que se sentía satisfecho por la realización de esta investigación, pues recordó que cuando estaba en la oposición ya advirtió de la existencia de indicios de irregularidad en la gestión municipal por parte de su predecesor, el popular Isaac Maceiras, al que relevó tras las elecciones municipales de mayo pasado. Piñeiro dijo que tenían previsto encargar una auditoría sobre el acuerdo con la asociación que gestiona la banda de música, pero que ya no la harán, pues esperan que se aclare todo ahora con la investigación dirigida por Pilar de Lara. Respecto a los contratos de Aquagest, el mandatario pobrense manifestó que tenían muchas dudas con los “contratos prorrogados” y que ya denunció en varias ocasiones alguna supuesta irregularidad. De todo modos, precisó que desde que ostenta el bastón de mando municipal su relación con esa empresa, ahora llamada Viaqua, no ha tenido ningún problema y ha respondido bien a todo lo que se le ha requerido. También dijo que esta investigación permitirá aclarar cómo se vinculó el contrato de la piscina cubierta climatizada.

El exalcalde pobrense, Isaac Maceiras, manifestó tras tener conocimiento de dicha investigación que “nosotros siempre procuramos hacer las cosas bien y todo lo que hice fue por el bien del pueblo”, puntualizando que consiguieron saldar la deuda económica que tenía el Concello. También expresó su respeto por la Justicia y que lo que diga la juez estará “bien”, pero puntualizó que todo lo que se hizo durante sus 16 años de gobierno tiene los informes favorables del secretario e interventor. “Estoy con la conciencia tranquila”, puntualizó. Por el contrario, desde varios sectores de la localidad pobrense se apuntó que esta investigación podría llegar con bastante retraso, pues desde hace tiempo se viene sospechando de presuntas prebendas o sospechas de irregularidades en varios contratos suscritos por el Concello con varias entidades. Por el contrario, a otros les llama la atención que esta solicitud de información llegue a menos de un mes de la celebración de las Elecciones Generales y que con ello pudiera buscarse algún tipo de influencia en la intención de voto de los vecinos.

COPIAS A DESTAJO
Los agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera abandonaron pasadas las nueve de la noche la casa consistorial pobrense tras recabar toda la información solicitada por la juez Pilar de Lara. Los trabajadores municipales estuvieron recabando la documentación solicitada y usaron todas las fotocopiadoras a su disposición para hacer las reproducciones con sus correspondientes compulsas, de los documentos que les pidieron. La única pausa que hicieron esos empleados del Concello fue entre las tres y las cuatro y media de la tarde para poder comer. El Concello deberá correr con el gasto de los miles de folios en los que se fotocopiaron expedientes y otros documentos, así como el pago de las horas extras que dedicaron los empleados municipales a atender las demandas de los inspectores del Servicio de Vigilancia Aduanera.