RIBEIRA – Una comida de los mayores en el aire

P19 F1

La celebración de la comida de homenaje a los mayores que tradicionalmente viene organizando el Concello de Ribeira está en el aire, pese a la promesa que hizo Manuel Ruiz en una de las últimas ediciones de este acto gastronómico de que mientras él siga siendo alcalde se seguirá haciendo esta comida. Lo habitual era que el Ejecutivo local optase por su desarrollo entre noviembre y diciembre, pero la situación cambió como consecuencia del resultado de las pasadas elecciones municipales, que han dejado al PP gobernando en minoría. Las críticas de los grupos de la oposición a ese evento se agudizaron en los últimos años con el argumento de que había que priorizar en otro tipo de gasto para atender a las familias con necesidades a consecuencia de la crisis. Posiblemente para evitar la coincidencia o proximidad con las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, el alcalde optó por retrasar a enero sus intenciones de organizar esa comida para la Tercera Edad. De todos modos, precisó que va a convocar a los portavoces de los grupos políticos municipales para tratar ese asunto, aunque la mayoría de ellos ya se han posicionado al respecto, manteniendo su negativa a que las cosas se sigan haciendo como hasta ahora.

Rosa García, de IPdeR, se muestra ligeramente partidaria de que haya un acuerdo, pero con condiciones, pues para ella es necesario que se plantee una redefinición de esa comida. “Non é que me opoña se o Concello a quere facer, pero se é para os maiores de Riveira, que vaian só os que teñen máis de 65 anos, pos os que rondan os 55 ou os xóvenes non fan nada alí”, dijo. Y sostiene que no deben acudir invitados de otras localidades y que no puede convertirse en un acto para que los gobernantes salgan vitoreados en olor de multitudes. “A partir de aí xa se pode falar”, apostilló. Por su parte, Xosé Antonio Vázquez Cobas, del BNG, recordó que en años anteriores ya mandaron escritos para solicitar que no se hiciera esa “comida de luxo e a fartar”, pues esa formación política entendía que la situación de la gente no era para ello, pues tienen muchas dificultades. “Resulta paradóxico que o partido que non lles sube as pensións e aplica os recortes e copagos que lles quera ofrecer unha comida. Á xente maior non lle importaría que non se fixese e entendería perfectamente que eses cartos se dedicasen a cubrir necesidades”, puntualizó el concejal frentista.

Por su parte, Juancho Chouza, de Ciudadanos, prefiere esperar a que el alcalde le consulte y le aclare lo qué quiere hacer, cómo lo quiere hacer y con qué motivo, pero adelantó que no está por la labor de que se siga haciendo como hasta el año pasado. “Lo que no se puede permitir es que politice un acto que debería ser un homenaje,pues se convierte en clientelar, provocando que esté muy desprestigiado. Los mayores no se merecen que les hagan esto”. Ahondando en esta cuestión, Chouza dijo que la mejor manera de rendirles tributo pasa por luchar por la defensa de sus intereses. Hay que dignificar a la gente y sus condiciones de vida, haciéndosela lo más agradable posible después de tantos años que estuvieron luchando”. José Manuel Vilas, del PSOE, critica que sea el Concello el que tenga que poner una parte importante del coste de esa comida, mostrándose partidario de que asistente pague lo suyo. “Se queren manter a tradición poden facelo pero recurrir ás arcas municipais”, señaló el edil socialista.