A POBRA – En busca de un plan de empleo digno para los jóvenes

El BNG pobrense solicita del Ejecutivo local la elaboración de un plan de empleo digno para la juventud, en coordinación con otras administraciones y agentes sociales, con el objetivo de detener la emigración de jóvenes y posibilitar el regreso de los que emigraron. La edil Cristina Andrade propone pedir a la Xunta la elaboración y desarrollo de medidas reales para crear puestos de trabajo para esa población.

Su propuesta demanda que ese plan contemple la creación de una red municipal o comarcal para poder emplear a jóvenes, coordinarse con el Servicio Público de Empleo en gestión de las ofertas de trabajo, potenciar industrias vinculadas a la lengua y cultura gallega, la creación de bolsas para titulados superiores para ejecutar proyectos de especialización, exportación e innovación de la economía local, la creación de espacios gratuitos de coworking para los jóvenes, en los que convivan diversas culturas profesionales con las que obtener sinergias; y  la creación de un servicio de seguimiento de la juventud desempleada, con la finalidad de garantizar e intentar su introducción en el mundo laboral.

Andrade señaló que en los últimos años se vivió una dramática situación de precariedad laboral, desempleo y emigración juvenil de la juventud gallega. En este sentido, la concejal detalló que en los últimos datos publicados por el Instituto Galego de Estatística (IGE) e la Encuesta de Población Activa (EPA), el 55,8% de las personas jóvenes en Galici no tienen trabajo, casi el 60% de los contratos de la juventud on de carácter temporal, con contratos por días e incluso por horas. En 2014 emigraron de Galicia 30.154 personas, a una media de 4 de cada 10 tenían entre 16 y 34 años.  La emigración en Galicia desde el año 2009 suma más de 147.200 personas que marcharon, la mayoría de ellas son jóvenes. Mientras, la población gallega trabaja más horas al mes que la media española, pero los salarios en Galicia cayeron en septiembre un 2,2%, mientras que en el resto de España suben.

Cristina Andrade también destacou que las mujeres gallegas, y en mayor medida las chicas padecen tasas más elevadas de temporalidad y precariedad, con salarios más bajos por igual o más trabajo. Además, las sucesivas reformas laborales de los gobiernos españoles consolidaron el trabajo temporal, la limosla por salario y contratos en prácticas hasta los 30 año, haciendo que la juventud esté, en la práctica, pagando por poder trabajar. “É necesario, polo tanto, unha aposta rigorosa para o fomento do emprego digno destinado á mocidade, que posibilite condicións favorables para a creación de postos de traballo, co obxectivo de evitar a fuga de persoas novas e posibilitar o regreso da mocidade emigrada nos últimos anos”, dicen desde el BNG.

 

 

y un servicio de seguimiento de parados.

 

coworking para a mocidade, onde convivan diversas culturas profesionais coas que obter sinerxias; e a creación dun servizo de seguimento da mocidade desempregada, coa finalidade de garantir e procurar a súa introdución no emprego.