A POBRA – Nadie pone remedio a los malos olores por vertidos al alcantarillado

P20 F1

Hace casi un mes que residentes en A Pobra, sobre todo en la zona entre Punta Salera y O Castelo, denunciaron un problema de malos olores procedentes de las conducciones del alcantarillado y que desde el ejecutivo atribuye a los vertidos de una empresa que no cumple con los parámetros. Desde el Concello se anunció justo un día después que, pendientes de una entrevista con el propietario de esa industria, se iban a adoptar medidas que pasaban por la desconexión de dicha fábrica a la red de saneamiento municipal si no ponía todo en condiciones. Lejos de solucionarse, vecinos de la citada zona indican que la situación se sigue agravando notablemente.

Varios pobrenses manifestaron que durante toda la semana tuvieron que soportar un fuerte olor muy parecido al gas metano que les entraba en sus viviendas por las conducciones de los baños. Añadieron que ese olor nauseabundo les obligaba a dejar las ventanas entreabiertas, pero también a salir de sus inmuebles, pues subrayaron que era “insoportable”. Tal es así que, incluso alguna vecina llegó a expresar su miedo a intoxicarse, pero seguidamente afirmó que no está dispuesta a seguir soportando esa situación, por lo que exige al equipo de gobierno que adopte una decisión inmediata, y que si la empresa causante no vierte en las condiciones mínimas exigidas lo que debe hacerse es obligarle a desconectarse o taponarle la salida “sen máis miramentos, pois porque un siga facendo o que lle da a gana non pode estar perxudicando a tanta xente”.

Algunos residentes señalaron que si es cierto que al Gobierno pobrense le preocupa mucho el problema de los vertidos industriales, lo que tienen que hacer sus responsables es tomar medidas, y aplicar el reglamento de vertidos a la red de saneamiento, aunque puntualizaron que el hecho de que ese documento adaptado a las normas vigentes desde 2010 no se le haya remitido a Augas de Galicia para que le de luz verde puede ser un serio inconveniente para ello. Añadieron que no resulta fácil probar algo como es un mal olor, salvo por su simple percepción, por lo que apuntan que las autoridades se deberían implicar en la realización de los análisis correspondientes con los que tratar de probar la posible contaminación que causan los vertidos de esa empresa en la red de saneamiento.

Los afectados por esa situación indicaron que su calidad de vida se está viendo afectada negativamente en los últimos años debido a la insoportable situación que les generan esos malos olores, y no entienden que desde el Concello no se actúe pese a ser conocedor de ese problema.

DSC_0209