RIBEIRA – La huella imborrable de Vicente Fernández

El colegio Bayón impulsa un proyecto en el ámbito educativo que lleva su nombre

PCHECHU F4

El pasado 27 de agosto se detuvo el corazón del querido profesor Vicente Fernández. Su muerte dejó un gran vacío en quienes lo conocieron, pero cuando era velado en el tanatorio de A Pobra todos se llenaron de su espíritu y ahí brotó la puesta en marcha de un proyecto que no hacía más que continuar la gran labor que el mismo empezó con su entrega por los demás, en especial, los saharauis refugiados en campamentos de Tindouf (Argelia), siendo parte de una familia de acogida e implicado en la causa de su pueblo.

Tal y como expresó en vida el propio Vicente Fernández, se pidió que el dinero de las flores lo destinase a ayudar a los niños saharauis. Lo ingresaron en una cuenta de Solidaridade Galega co Pobo Saharaui y lo recaudado, que fue mucho, se destinó a la compra de material educativo y didáctico para ellos. Tanto la familia del malogrado profesor como sus compañeros de colegio creyeron que esa iniciativa debía tener continuidad, manteniendo la misma solidaridad que Vicente Fernández mostraba con ese pueblo hermano, a través de ayuda en el ámbito educativo, tanto material como humana. El centro educativo Bayón, de Ribeira, está dispuesto a seguir esa labor, pues desde siempre estuvo muy implicado con la realidad saharaui a través de docentes, algo que se vio acentuado al contar entre sus alumnos con un muchacho oriundo de ese país, Larussi Mohamed Lamin, que está previsto que regrese este martes a la capital barbanzana procedente de la zona afectada por las inundaciones.. Sus compañeros mantienen contacto con él, que les pone al tanto de sus costumbres y de la situación que están viviendo en el exilio.

Desde el CPR Bayón se comprometieron a extender el proyecto a otros centros educativos de la zona. En la semana previa al Día de la Paz programarán unas charlas por todos ellos para dar a conocer a través de experiencias personales lo que pasa en el pueblo saharaui, pero también el mencionado proyecto puesto en marcha y que hace que la huela de Vicente Fernández permanezca imborrable.