RIBEIRA – Un corte en el suministro eléctrico afectó a 2.173 clientes al desconectarse una línea debido a una avería en un transformador particular de Telefónica

Numerosos abonados también padecieron varias interrupciones intermitentes tanto por la noche como durante dicha incidencia

P16 barbanza /

Buena parte del casco urbano de Ribeira se volvió a ver afectado este miércoles por un corte en el suministro eléctrico, al igual que ya sucedió hace casi un par de meses, en concreto, el pasado 12 de septiembre. Si en aquella ocasión fueron 1.995 clientes de Gas Natural Fenosa los que padecieron las consecuencias de la avería registrada en un cable eléctrico subterráneo de una línea de media tensión en Palmeira, esta vez la cifra de abonados perjudicados se elevó a 2.173 y desde la empresa indicaron que el problema se originó en un centro de transformación particular de la empresa Telefónica y que provocó que se desconectase la línea 17 de Palmeira.

La incidencia registrada este miércoles, de la que ya dio cuenta la redacción de “loqueyotedigo”, comenzó a las 13.58 horas y, una vez se localizó el punto exacto de la avería, los operarios comenzaron las labores de reposición del suministro eléctrico, haciéndolo por tramos. En 29 minutos lograron restablecer el servicio al 33,59% de los clientes afectados (730) y que, principalmente, son de las zonas de Deán y Cruxeiras, principalmente; en 51 minutos ya volvieron a tener luz otros 1.374 abonados de la Rúa do Retiro, Xosé Ramón Barreiro, Abesadas Cubeliños y Fafián (el 63,23%) y los 69 restantes (3,17%) situados en la Rúa do Vilar y en la zona de Fontán, entre otros sitios de la capital barbanzana, lo recuperaron por completó a las 15.23 horas, momento en que se dio por rematada la incidencia. Al igual que ya sucedió en el pasado mes de septiembre, el hecho de que el apagón se produjese al mediodía hizo que muchos vecinos vieran trastocados sus planea de comida.

Además, en algunas viviendas situadas en zonas como Palmeira, Castiñeiras, A Ameixida, A Fieiteira, Deán, Abesadas y Cubeliños indicaron que el apagón no fue de golpe, sino que sufrieron varias interrupciones intermitentes. Lo mismo le sucedió a numerosos clientes de Fenosa en la capital barbanzana durante varios momentos de la madrugada previa. Desde la empresa responsable del suministro eléctrico indicaron que lo sucedido durante esa noche, “dando la cara -precisaron- con pequeñas oscilaciones”, les encaja perfectamente en la avería detectada, evidenciando que ya estaba dando problemas antes de producirse el apagón más prolongado. Y precisaron que al tratarse de microcortes, el sistema no los registra, lo que invita a pensar que la cifra de afectados fue todavía mayor de la indicada al inicio de este post.