RIANXO – Analizan movilizaciones por la supresión de un bus escolar

Los padres y madres de Isorna y Leiro cuyos hijos están afectados por la supresión de un autobús del transporte escolar del IES Félix Muriel de Rianxo, en concreto de la línea de Vacariza a Leiro, van a seguir pidiendo que se recupere ese servicio que consideran era necesario desde hace muchos años y que lo sigue siendo. Han presentado un escrito ante la Valedora do Pobo, rogándole que se interese por este problema generaron con este recorte, que les defienda delante de este “atropello” de la Administración y que se niegan a que sea definitivo. Desde esta institución ya les comunicaron que swe abrió un expediente y que van a estudiar el caso.

Los padres hemos indicaron que solicitaron una entrevista con Jesús Oitavén Barcala, secretario general de la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, pero desde entonces ya pasó más de una semana desde que se dirigieron a él y aún no tuvieron respuesta. “Estamos no noso dereito de intentar falar do tema con alguna persoa responsable desta actuación e que foi feita sen previo aviso”, puntualizaron.

Del mismo modo, los progenitores iniciaron una recogida de firmas entre la ciudadanía porque piensan que así como este año le tocó a esta línea de transporte escolar, no se está libre de que en otra ocasión pueda tocarle la otra. Quieren asegurarse de que los responsables sean conscientes de los perjuicios que se les genera con este recorte, que piensen que están tratando con personas que necesitan este servicio para poder seguir estudiando. Conscientes de que los recursos son escasos, los padres creen que antes de actuar hay que tener en cuenta sus consecuencias y no pensar sólo en la calculadora. “Seguro que hai moitos outros sitios máis onde recortar antes que en Educación. Parece que a Consellería quere ningunearnos, polo que teremos que iniciar movilizacións ata que atendan a nosa petición. Non estamos a pedir nada novo, só queremos que o deixen estar como estaba”, puntualizaron.

Los padres convocaron para este jueves, a las siete de la tarde, una reunión en Vacariza (Isorna), para empezar a organizar movilizaciones para que les escuchen. “Parece que nos queren obrigar a que salgamos á rúa a reclamar este dereito que consideramos básico para que os nosos fillos podan seguir estudando”. Aprovechan para recordar sus planteamientos iniciales en los que apuntaban que con esta supresión, los alumnos tienen que pasar mucho tiempo en el viaje hasta el centro educativo. Sostienen que, desde la primera parada, el trayecto dura tres cuartos de hora y, a veces, llegan tarde porque un bus tiene que dar muchas vueltas para recoger a los estudiantes en todas las paradas que antes hacían los dos autobuses. No les parece admisible que una distancia de poco más de 10 kilómetros tenga que llevar tanto tiempo. “Hai que darse conta de que botan unha hora e media no autobús e os luns, que é el día que teñen clase tamén pola tarde, ata tres horas”, señalaron.

Los progenitores afirman que otra consecuencia de la supresión del autobús es que los alumnos de Bacharelato no pueden tener todos transporte escolar al no haber suficientes plazas disponibles. “Eso á Consellería parece que non lle preocupa e limítase a dicir que ao ser unha ensinanza non obrigatoria non teñen dereito a él. Debemos ter en conta que estamos nunha zona que non ten transporte alternativo. Queremos que os nosos fillos poidan asistir á clase, que aínda que non se trate dunha ensinanza obrigatoria, é necesaría para que podan seguir estudando”, concluyen sus argumentos.